Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Viviendas en la ciudad de Madrid / EP

Madrid y Barcelona amplían sus diferencias en el mercado de vivienda nueva

La capital absorbe a mayor ritmo el stock de pisos acabados mientras que la Ciudad Condal registra la oferta con los precios más elevados

4 min

La crisis del coronavirus ha ralentizado el ritmo del mercado inmobiliario en las dos grandes ciudades españolas y también ha hecho más acusadas las diferencias entre ambos en lo que se refiere a obra nueva, con una mayor absorción del stock de vivienda nueva terminada en Madrid y una oferta más cara en Barcelona.

Un estudio presentado por Sociedad de Tasación (ST) certifica la demanda de vivienda ha acabado prácticamente con todo el stock de vivienda nueva que había en la Comunidad de Madrid en 2018. De hecho, en la actualidad quedan menos de 900 pisos nuevos de los registrados en el censo de 2018 en toda la región, lo que supone que la demanda ha absorbido el 85,9% del total de la oferta, un porcentaje que se amplía al 90,9% para el caso del municipio de Madrid.

Aumento de la oferta

En Barcelona, este ritmo ha sido más reducido y se sitúa en el 77% en la capital y en el 70,7% en el área metropolitana.

De las 3.067 unidades de vivienda nueva en oferta registradas en Madrid capital en 2018 quedan 278 y se han incorporado 3.531 en los dos últimos años. Estas cifras sitúan la oferta actual en 3.809, lo que supone un aumento del 24,2%.

Pisos más caros

Mientras, Barcelona registraba 3.601 unidades de vivienda nueva en 2018, de las que restan 1.055. Si a éstas se suman las 4.194 incorporadas en estos dos años el total es de 5.249, un incremento del stock del 45,8%.

En el capítulo de precios también se observan notables diferencias. El estudio de ST no ha localizado en Barcelona ninguna vivienda nueva con un precio inferior a 150.000 euros, mientras que el porcentaje de oferta más alto (por encima del 48%) se corresponde con casas por encima del medio millón de euros.

Caída de precios con la crisis

El escenario contrasta con el de la Comunidad de Madrid, donde el stock se concentra de forma mayoritaria (43,3%) en la horquilla de entre 150.000 y 300.000 euros, mientras que sólo el 19,6% de la oferta de vivienda nueva supera la cota del medio millón.

En cuanto al mercado de la vivienda en general, las cifras apuntan a una bajada de los precios en el contexto de la crisis del Covid-19, una tendencia en la que Cataluña ocupa uno de los lugares más destacados, de acuerdo con las estimaciones de Gesvalt.

El alquiler, a la baja

El informe de vivienda del segundo trimestre elaborado por la consultora aflora un descenso del precio medio de la vivienda del 3,5% en Cataluña que, de este modo, se sitúa como la tercera comunidad autónoma donde se registra una mayor bajada, sólo por detrás de Murcia y Galicia. El retroceso de los precios ha sido menos acusado en Barcelona (-2,9%) pero ha superado el 8% en la provincia de Lleida.

Igualmente, el mercado del alquiler también ha registrado descensos interanuales de precios en Cataluña en el segundo trimestre de 2020, en concreto un 0,9%. En este caso, la bajada registrada en Barcelona ha sido muy moderada, de apenas el 0,2%.