Menú Buscar
Interior del aeropuerto de Madrid-Barajas, que desde este lunes será un 'hub' al uso tras la compra de Air Europa por parte de IAG (Iberia) / EFE

Madrid-Barajas deja de ser un ‘doble hub’ tras la compra de Air Europa por IAG

Globalia, la compañía de la familia Hidalgo, se queda por ahora la operativa de ‘handling’ y mantenimiento tras obtener 1.000 millones de la aerolínea

04.11.2019 10:14 h. Actualizado: 04.11.2019 10:44 h.
6 min

La adquisición de Air Europa por parte del gigante de la aviación IAG, dueña de Iberia y British Airways, implicará que el aeropuerto de Madrid-Barajas supere el rara avis que mantenía hasta la fecha. Dejará de ser un doble hub con dos aerolíneas en competencia que tenían fijada su principal base en la infraestructura y el control pasará a manos de un solo grupo.

Su operativa ganará por las sinergias, tal y como advierten fuentes del sector. Básicamente, en las conexiones de medio y largo radio que ahora se podrán programar para que sean lo más eficientes posibles. El anuncio de la operación ya ha implicado que el gigante capitaneado por Willie Walsh advirtiese de que espera convertir el centro en un enlace de peso en Europa en las conexiones hacia Latinoamérica y Asia con Iberia como aerolínea de bandera, ya que la compra se vehicula a través de su sociedad de cabecera, IB OPCO Holding.

IAG compra Air Europa /EUROPA PRESS

Objetivos de la integración

La operación se cerrará en el segundo trimestre de 2020 y ya se ha definido un plan con tres grandes objetivos. Air Europa se deberá integrar en la estructura que Iberia tiene en Madrid-Barajas; se deberán crear “relaciones comerciales” con el resto de aerolíneas del grupo IAG (BMI, Vueling, Aer Lingus, Monarch y mantiene acuerdos con Japan Airlines, Finnair y Qatar Airways) y se buscará que el nuevo grupo se una a la “plataforma de servicios comunes” del gigante de la aeronáutica.  

Uno de los hangares de Iberia en el aeropuerto de Madrid-Barajas / EFE
Iberia Barajas

Por ahora, los acuerdos de handling y mantenimiento de todos los aviones de Air Europa continuará en manos de Globalia. La compañía de los Hidalgo tiene firmados contratos a largo plazo de estos servicios, por lo que mantendrá aún una vía de ingresos con la aerolínea que acaba de vender.

Los Hidalgo hacen caja

No se trata de una cuestión menor, ya que se trata de contratos destacados que se sumarán a los 1.000 millones de euros en efectivo que IAG pagará a la familia en los próximos meses. Los portavoces de Globalia han declinado hacer declaraciones sobre la operación más allá de la valoración que el consejero delegado del grupo, Javier Hidalgo, ha enviado a los accionistas a través de un comunicado público en el que mostraba su convencimiento de que Air Europa saldrá “fortalecida” de la operación.

La aerolínea no era un activo menor para la empresa familiar y, a pesar de que se habló muchas veces de una posible venta, nunca se llegó a oficializar que se trataba de un activo en rotación, tal y como apuntan desde el sector. Se especuló con una posible colocación a la china HNA y al grupo Air France-KLM, pero las conversaciones nunca sobrepasaron la fase de exploración.

Valoración del grupo

Esto explicaría que la adquisición se haya firmado por 1.000 millones de euros, una cifra que no es precisamente menor. Los mismos interlocutores apuntan a que IAG se ha rascado la cartera para evitar que su rival en Madrid-Barajas fuera a parar bajo el control de una aerolínea fuerte que le complicase la batalla abierta en el doble hub que ahora toca a su fin.  

Todo ello, en un momento económico complejo para el gigante aeronáutico. Los beneficios de la firma presidida por Luis Gallego han caído el 27% hasta septiembre hasta alcanzar los 1.800 millones por las huelgas y la escalada en el precio del combustible, y se espera que el recorte de las ganancias lleguen a los 215 millones en el ejercicio en curso. De nuevo, por los problemas laborales que se han convertido en un reto para el grupo. 

Una de las aeronaves de Air Europa / AIR EUROPA
Una de las aeronaves de Air Europa / AIR EUROPA

La valoración general del sector es que la oferta ha sido “buena” y que los Hidalgo no podrían obtener mucho más con una enajenación pública del activo. Además, los mercados han aceptado de forma correcta la compra de IAG. Sus acciones se han disparado casi el 2% en el inicio de la sesión bursátil de este lunes y han superado los 6,40 euros por título.

Récord de pasajeros en Madrid

El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas alcanzó un récord de pasajeros en julio, cuando sumó el 7,5% más de operaciones hasta alcanzar los 5,95 millones de viajeros en sus instalaciones.

El transporte de mercancías también creció en este periodo, el 8,4% hasta llegar a las 46.310 toneladas (el 52% del total de la red de aeropuertos de Aena). La integración de Air Europa en IAG plantea que estas cifras irán a más en los próximos meses.