Menú Buscar
Imagen aérea del Mad Cool (Madrid) / EP

Mad Cool tensa la cuerda para marcharse de Madrid y el ayuntamiento le ofrece tres alternativas

El consistorio madrileño cree que el festival seguirá celebrándose en la capital española en los próximos años

5 min

Madrid teme la pérdida del Mad Cool. Si la suspensión del Mobile World Congress ha hecho un roto a las empresas hoteleras, taxistas y sector de la restauración barceloneses, sus compañeros de la capital española están en vilo por lo que pueda pasar con este festival dentro de un año.

Uno de los festivales más famosos de España, y que edición a edición ha ido conquistando el corazón de los amantes de la música, está dispuesto a abandonar Madrid si las instituciones públicas no acceden a las exigencias que propone la organización. 

Valdebebas, el gran problema

Por partes. Mad Cool se quedará en un año sin las instalaciones que ha utilizado en las últimas ediciones, cercanas a Valdebebas, ya que la Feria de Madrid (Ifema) estará en obras y no se dan las circunstancias correctas para la celebración de un evento de estas características.

Además, tal y como explica la edil de Cultura, Turismo y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy (PP), los vecinos del barrio madrileño se han quejado del intenso ruido que generan los conciertos. Por eso, consistorio y Mad Cool negocian de modo intermitente para buscar una salida beneficiosa a ambas partes. 

Tira y afloja

Con este panorama, las dos partes han sacado sus cuadernos de estrategia y han elaborado discursos milimétricamente estudiados.

Por un lado, la organización. Los promotores no están dispuestos a que el evento del Mad Cool no cuente con una infraestructura acorde a sus pretensiones. “Lo que estamos solicitando es un apoyo de continuidad para el festival. Hoy por hoy no nos lo aseguran y no podemos seguir con el proyecto, invirtiendo y arriesgando, si no vemos un respaldo por parte de los organismos públicos”, sostienen desde la organización.

Alternativas

Mientras, el ayuntamiento cree que el Mad Cool se va a quedar en Madrid. Andrea Levy dijo esta semana que el festival se celebrará en la capital el año que viene a tenor de “las conversaciones” mantenidas como de los “anuncios que han hecho por redes sociales”. Según ha podido confirmar Crónica Global a través de fuentes negociadoras, el acuerdo está más cerca de producirse que de que la organización decida marcharse dentro de 12 meses.

Para que el evento se siga celebrando en la ciudad de Madrid, la institución capitalina asegura a este medio que “se han ofrecido tres parcelas del inventario municipal de entre 100.000 metros cuadrados y 150.000 metros cuadrados. Dos en el sur y una en el norte”.

Otras ciudades ya mueven ficha

Ante la incertidumbre que han generado el ayuntamiento y los promotores, otras ciudades españolas quieren pescar en río revuelto y escamotear a la capital uno de los grandes eventos musicales del país.

El alcalde de Arganda del Rey, Guillermo Hita (PSOE), ofreció emplazamiento en la localidad del este de la Comunidad de Madrid a la organización del Mad Cool Festival. “Ofrezco las instalaciones de la Ciudad del Rock al Mad Cool Festival. Mejores condiciones y características no encontrarán ni en Madrid, ni probablemente en España”, dijo en Twitter. 

Otro alcalde que ha sugerido a los promotores del Mad Cool un cambio de aires es el de ValladolidÓscar Puente (PSOE) explicó en Onda Cero que su idea no es un “tiro al aire” y que podría denominarse Vad Cool.

64 millones de impacto

El pastel del Mad Cool es bastante jugoso. En un estudio realizado en el que se aportan las repercusiones económicas de este evento se indica que el impacto que recibe Madrid durante la celebración del festival es de unos 64 millones de euros. El mayor beneficio lo tienen los hoteles, los restaurantes, el comercio y el transporte.

A su vez, el festival de música crea unos 5.000 puestos de empleo durante la semana que dura el Mad Cool.