Menú Buscar
Detalle de un panel del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) / EFE

El MAB capea la crisis de confianza tras los escándalos de Qrenta y Gowex

El mercado alternativo factura en los nueve primeros meses del año lo mismo que en todo 2018 y espera que el desembarco de Holaluz sirva como escaparate

4 min

A pesar de la crisis de confianza desatada por los escándalos de Gowex y Qrenta, los cimientos del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) persisten afianzados. Tanto es así, que entre enero y octubre de este año la facturación ha igualado el dato de todo 2018 y supera los 1.700 millones de euros. Además, el mercado trata de potenciar su imagen con el desembarco de Holaluz y se ofrece como escaparate para start ups.

Después de que el MAB empezara a levantar cabeza por el caso Gowex, excluida de forma definitiva de cotización después de que en 2014 se conociera que el 90% de sus ingresos eran ficticios, este verano saltaba otro escándalo que hacía tambalear al fondo bursátil y tiene a Qrenta en los tribunales. La gestora de fondos está acusada de supuesta administración desleal y estafa después de que la CNMV alertara de que la compañía invertía fondos de sus clientes --que no eran conscientes de ello-- a algunas empresas a cambio de comisiones a sus directivos.

Crecimiento a doble dígito

Entre las empresas del MAB que se habrían beneficiado de las malas praxis de Qrenta a través del pago de comisiones se encuentran Home Meal Replacement, holding de Nostrum, que ha presentado concurso de acreedores; Euroconsult Group; Enerkia Global Energy; Asturiana de Laminados; Inkemia IUCT Group, en preconcurso; Inclam; y Eurona.

A pesar de las turbulencias, el MAB, centrado en acoger a pymes en expansión y sicavs, sigue en ascenso y prevé cerrar el año con un crecimiento a doble dígito, según ha confirmado el agente del comité de coordinación del fondo bursátil Valentin Brotons en un coloquio organizado por el Barcelona Tech City. Este crecimiento se ha registrado prácticamente desde la creación del mercado alternativo en 2009. En 2018, la cifra de facturación ya fue de 1.740 millones de euros, el 13% más que en 2017, y se espera un ritmo similar para este año.

Efecto MásMóvil

Hasta el momento, el MAB cuenta con 121 empresas, de las que dos tercios corresponden a socimis, aunque, según Brotons, la tendencia comienza a equilibrarse con la entrada de más pymes en expansión. La aspiración del fondo es emular el efecto MásMóvil, que tras siete años de cotización dio el salto al Ibex. Ahora las esperanzas están puestas en Holaluz, que aterrizará en noviembre para captar unos 40 millones y que acaba de recibir el visto bueno de las autoridades. Además, al ser una firma conocida, el objetivo de los agentes pasa por dar visibilidad al fondo bursátil para salir del ostracismo en el que se encuentra para parte de los inversores.

Asimismo, el mercado alternativo se erige como una fuente de recursos para las start ups, más allá de las rondas de financiación, a pesar de que tradicionalmente ha sido una alternativa para aquellas compañías tradicionales que no suelen contar con el impulso de los fondos de inversión y que encuentran un nicho donde crecer.