Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de un parque eólico marino de Iberdrola

Luz verde al mayor parque eólico marino de Iberdrola en Alemania

La instalación completará la apuesta de la compañía por el mar Báltico y podrá abastecer 475.000 hogares con energía limpia a partir de 2024

4 min

Iberdrola ha obtenido la luz verde de las autoridades alemanas para iniciar la construcción del parque eólico marino Baltic Eagle. La estación, con una capacidad prevista de 476 megavatios (MW), se convertirá en la mayor infraestructura de la compañía en el denominado hub del Báltico que lidera la energética en aguas alemanas.

En concreto, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán ha completado el proceso de aprobación de la planificación del proyecto y ha recibido una decisión positiva de la Agencia Federal Marítima e Hidrográfica (BSH) de Alemania. El objetivo de la cotiza es que el parque esté plenamente operativo a finales de 2024.

'Hub' en el Báltico

La instalación podrá abastecer 475.000 hogares con eólica offshore --en el mar, en inglés-- y evitará la emisión de más de 800.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año. El parque, ubicado a 30 kilómetros del nordeste de la isla de Rügen Pomerania), complementará las estaciones Wikinger --con una potencia instalada de 350 MW y en activo desde 2017-- y Windanker --con una potencia instalada de 300 MW y previsto en operación para 2026--.

El mar Báltico concentra un potencial de 93.000 MW de energía eólica marina en Europa. Además de Alemania, países como Polonia, Suecia y Estonia están explorando nuevas oportunidades para el desarrollo de esta tecnología. La inversión conjunta de Iberdrola en este mercado es de 3.500 millones de euros.

El presidente de Iberdrola (d.), Ignacio Sánchez Galán, inspecciona una estación eólica flotante / EP
El presidente de Iberdrola (d.), Ignacio Sánchez Galán, inspecciona una estación eólica flotante / EP

Contrato con Windar

Actualmente, la compañía ha iniciado los trabajos de localización y eliminación de munición no explotada del fondo marino para garantizar la seguridad de las obras de Baltic Eagle, mientras sigue avanzando con la producción de los componentes de las cimentaciones.

El año pasado, la energética adjudicó a la empresa asturiana Windar la fabricación de las cimentaciones de Baltic Eagle, encargo que recibió junto a la firma alemana EEW SPC. El fabricante español ya ha entregado 50 piezas de transición con las que contará la instalación, que unen las torres de las turbinas eólicas a los cimientos.

Cartera en éolica marina

Iberdrola cuenta con una capacidad operativa, en cartera y desarrollos en fase inicial superior a los 30.000 MW en offshore. Centrado en países con objetivos ambiciosos, el grupo espera contar con 12.000 MW de energía eólica marina en funcionamiento en 2030 y alcanzar unas inversiones acumuladas por encima de los 30.000 millones de euros a nivel global.

La compañía cuenta con una cartera de infraestructuras en Estados Unidos, Reino Unido, Polonia, Suecia, Irlanda, Taiwán, Japón, Filipinas y Brasil, que se podría incrementar en los próximos años gracias a las numerosas subastas en las que está participando.