Menú Buscar
Los directivos de TMB cobrarán un 10% menos / EFE

Los trabajadores del Metro declinan una nueva huelga en el MWC

La plantilla da oxígeno al Gobierno de Barcelona al declinar la convocatoria de nuevos paros parciales por mayoría

3 min

Oxígeno para el Gobierno de Ada Colau. Los trabajadores del Metro han decidido este martes por mayoría no ir de nuevo a la huelga en el Mobile World Congress (MWC) que empezará el 27 de febrero en la capital catalana. El convenio colectivo que motiva el conflicto laboral desde hace más de un año aún está en negociación, pero la plantilla prefiere dejar por ahora la convocatoria de paros.

Apoyaron esta medida 274 de los 686 empleados que participaron en esta parte de la elección. Otros 361 optaron por la huelga parcial de dos días que se pedía convocar y otros 51 se abstuvieron. La asamblea también se tuvo que pronunciar sobre el uso de las urnas en estos procesos. Tradicionalmente se ha votado a mano alzada, pero 377 de los trabajadores optaron por mantener el voto secreto. Otros 292 pidieron que volviera a ser público y otros 23 no se pronunciaron.

Desgaste de la plantilla

Participaron más empleados en esta parte de la asamblea que en pronunciarse sobre si se haría o no huelga en el MWC. Otra muestra del desgaste que ha provocado la negociación del convenio entre la plantilla del Metro, tal y como señalaron los representantes de los trabajadores consultados.

No pararán el servicio en un momento en el que llegan más de 100.000 congresistas en la ciudad en su principal evento del año. Los mismos interlocutores afirman que son conscientes del daño que provocarían al paralizar la entrada o salida de asistentes, al que se debe sumar el hartazgo de la ciudadanía. Pero persiste el cabreo en la forma de gestionar el conflicto laboral por parte del Ayuntamiento de Barcelona.

Negociación lenta

Señalan que la negociación avanza, pero de forma muy lenta y con encontronazos constantes con la cúpula de la empresa pública Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) y del Metro, encabezadas por Enrique Cañas y Marc Grau, respectivamente. De hecho, no se reunirán para abordar el convenio hasta el próximo jueves.

Colau aseguró este martes antes de conocer los resultados de la votación que a lo largo del último año se han hecho “grandes esfuerzos por todas las partes” para que el debate laboral avanzara. Indicó que la situación de este ejercicio es diferente que la de 2016 porqué ahora la mesa de diálogo entre empresa y trabajadores está reunida y aseguró que tiene “cierta lógica” que la plantilla del Metro use el MWC como amenaza para avanzar.

“Ahora hablamos”, sentenció la alcaldesa. La plantilla del Metro la enmienda. No descarta que se repitan las protestas en el suburbano de la capital catalana. Pero una vez pasado el MWC.