Menú Buscar
Dos de los modelos de PAL Robotics, el bípedo REEM-C y el destinado a eventos, REEM.

Los robots podrán garantizar una renta básica universal

El doctor Peter Diamandis cree que los androides tendrán más capacidad de generar riqueza haciendo que la necesidad de ganar dinero deje der ser vital para el ser humano

3 min

Finlandia se ha embarcado en un expermiento social ambicioso: el de garantizar a sus ciudadanos un ingreso fijo. Se trata solo de una prueba y va dirigido a un pequeño grupo de ciudadanos en paro (2.500 seleccionados al azar). 

Según informa el portal Catchnews, la investigación sacaba a relucir que aspirar a una renta básica universal podría empezar a ser factible gracias a los avances en robótica e Inteligencia Artificial, que previsiblemente acabarán por sustituir a los trabajadores de carne y hueso en los trabajos más rutinarios y técnicos. 

Sin costes de vida

El doctor Peter Diamandis -- nombrado uno de los 50 mayores líderes del mundo por la revista Forbes-- considera que los androides no sólo producirán más, sino que también tendrán más capacidad de generar riqueza y “mover más dinero”, haciendo que el dinero y la necesidad de ganarlo no sea una exigencia vital para el ser humano. 

Este futurista presenta una visión de un mundo futuro en el que la tecnología hará que nuestros costes de vida se acerque al cero. Su teoría se basa en algunos hechos y observaciones bastante sencillos.

En primer lugar, Diamandis ha dividido la mayor parte del gasto de consumo global en siete categorías principales --transporte, alimentación, salud, vivienda, energía, educación y entretenimiento (en ningún orden en particular)--. 

Socialismo tecnológico

Centrándonos en sólo estas categorías, Diamandis pasa a explicar que, a través de la tecnología, el coste de cada una de ellas, va a reducirse drásticamente en los próximos 20 años. Esto es lo que llama “demonetización” y, como él mismo señala, existen muchos precedentes, como los smartphones, gps, reproductores de música, relojes digitales, cámaras de video y foto, etc. 

Todos estos gadgets que se indican eran un lujo que solo podían permitirse los más ricos. Hoy en día, son accesibles para las personas de todas las clases socioeconómicas. Para usar las palabras Diamandis, se trataría de un nuevo “socialismo tecnológico”.