Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Marc Puig, mientro de la tercera generación familiar y consejero delegado del grupo.

Los perfumeros Puig ganan un 28% menos, pese a aumentar las ventas un 9%

La multinacional sufre los efectos de la retracción de los mercados emergentes, donde hace el 47% de su negocio, y de la compra de Jean Paul Gaultier

Redacción
4 min

La firma de perfumería y moda Puig ha cerrado el ejercicio 2015 con un beneficio de 126 millones de euros, un 28% menos respecto a los 177 millones registrados en 2014, y las ventas han alcanzado los 1.645 millones, lo que supone un crecimiento del 9% en comparación con el año anterior.

El presidente y consejero delegado de la compañía, Marc Puig, ha explicado este jueves en rueda de prensa que esta reducción del resultado neto se debe a los costes asociados a la integración del negocio de fragancias de Jean Paul Gaultier --incorporó la licencia en enero de este año--, así como también al esfuerzo inversor en las diferentes marcas para "volver a la senda del crecimiento".

2.000 millones en 2017

Ha sostenido que el objetivo de Puig sigue siendo alcanzar los 2.000 millones de euros de facturación en 2017, y ha señalado que para este año se espera un mayor crecimiento, de dos dígitos, aunque todavía no se alcanzarán los ratios de resultado sobre ventas de hace dos años.

Puig ha afirmado que los resultados de 2015 cumplen las previsiones que tenía la compañía, que el año pasado anunció que auguraba un crecimiento de un dígito y un impacto negativo en la rentabilidad, que se mantendrá durante este año, aunque en menor medida.

Negocio exterior

El 86% del negocio de la compañía corresponde a ventas fuera de España y destaca el 47% en mercados emergentes --fuera de la Unión Europea y Norteamérica--, un porcentaje que Puig ha remarcado que es mucho más elevado que el de la competencia, lo que ha afirmado que tiene ventajas cuando estos países crecen pero también inconvenientes cuando hay periodos de volatilidad como el actual.

Ha puesto el ejemplo de Rusia, donde el rublo se desplomó el año pasado y afectó al negocio de la compañía catalana, así como también a la devaluación del real brasileño y del peso argentino.

En la actualidad, Puig vende sus productos en más de 150 países y cuenta con filiales propias en 22; el 68% de todas las unidades vendidas en el mundo se fabrican en los tres centros de producción situados en España y el 29% en la fábrica francesa de Chartres.

Más operaciones

Al ser preguntado sobre nuevas adquisiciones, Puig ha recordado que desde hace tres años la compañía es proactiva en la búsqueda de oportunidades de crecimiento inorgánico, y ha afirmado que pueden haber nuevas operaciones de compra en el futuro "si se dan oportunidades que encajan" con la estrategia de la firma y existe la posibilidad de crear valor.

Sobre los litigios con Equivalenza, el directivo ha sostenido que la compañía seguirá actuando contra actitudes que entienden que "no son conforme a ley", y ha recordado que la Audiencia Provincial de Alicante ha dictado dos sentencias estimando la demanda contra Equivalenza por usar las marcas de perfumes de la compañía catalana para publicitar perfumes de equivalencia, y que están pendientes de la ratificación del Tribunal Supremo.

Ha lamentado que la protección de la propiedad intelectual en España es mucho más laxa que en otros países como, por ejemplo, Francia, donde ha asegurado que la actuación de la justicia ha sido "mucho más dramática".

Destacadas en Business