Menú Buscar
Los nueve puntos básicos para mejorar la competitividad digital de la empresa: posicionamiento SEO, movilidad, experiencia de usuario, seguridad, marketing digital, contenidos, redes sociales, e-commerce y analítica web.

Los nueve puntos básicos a analizar sobre la competitividad digital

Las nueve áreas fundamentales para hacer más competitivo un negocio en internet son el posicionamiento SEO, movilidad, experiencia de usuario, seguridad, marketing digital, contenidos, redes sociales, e-commerce y analítica web. Bankia Índicex intenta dar respuesta a las necesidades de las empresas en ese ámbito

Redacción
5 min

La competitividad digital es uno de los aspectos fundamentales para cualquier empresa en la actualidad. Tener una presencia adecuada en internet ya no es una ventaja, sino una necesidad imprescindible para todo negocio.

Bankia Índicex --una herramienta gratuita que evalúa las webs de las empresas-- es una de las herramientas más innovadoras y completas disponibles para mejorar esa competitividad digital. Y lo hace analizando nueve áreas básicas: posicionamiento SEO, movilidad, experiencia de usuario, seguridad, marketing digital, contenidos, redes sociales, e-commerce y analítica web.

Posicionamiento SEO

Aparecer en una buena posición en las búsquedas por internet --sobre todo en Google, el buscador más utilizado-- es vital para una empresa, puesto que ayuda a su conocimiento y aumenta las posibilidades de mejorar las ventas de productos o servicios.

Las estrategias de marketing de las empresas deben incluir entre sus prioridades la utilización de técnicas de SEO (search engine optimization, esto es, optimización de motores de búsqueda) para conseguir situarse entre los primeros lugares de las búsquedas relacionadas con el negocio.

Movilidad

La primera impresión que un potencial cliente tiene de la empresa es clave para no perderlo, y cada vez hay más usuarios que utilizan smartphones y tablets para acceder a internet.

Por ello, es esencial una correcta adaptación de la web corporativa a estos dispositivos --con formatos específicos para estos entornos-- y evitar de esta forma un error en el que todavía incurren muchas empresas.

Experiencia de usuario

La usabilidad web es una disciplina relacionada con la mejora de la experiencia y la percepción que tienen los usuarios cuando interaccionan con una web.

Es clave que la impresión de un usuario frente al site de una empresa sea positiva y agradable, y eso debe tenerse en cuenta a la hora de diseñar la página web, de forma que la navegación en ella sea rápida, intuitiva y, en definitiva, satisfactoria.

Seguridad

Sin seguridad no hay confianza. Y sin confianza no hay negocio. Cualquier empresa es susceptible de sufrir el acoso de los ciberdelincuentes, por lo que es indispensable eliminar los fallos de seguridad de la web y minimizar el nivel de riesgo.

Es fundamental aplicar mecanismos de protección eficaces para proteger tecnológicamente a la empresa, a sus procesos y a todos los agentes implicados, como clientes, empleados y proveedores.

Marketing digital

El marketing digital engloba todas las acciones dirigidas a impactar en los clientes potenciales de la empresa en un entorno digital, empezando por el enfoque de la propia web y pasando por las campañas publicitarias en otras páginas.

Internet permite llegar a conocer muy bien al cliente potencial. La red contiene información sobre los hábitos de búsquedas, orígenes geográficos, edad, sexo o intereses de los posibles compradores. Se trata de una información muy valiosa, si se administra adecuadamente, que puede ayudar a elaborar una acertada estrategia de ventas.

Contenidos

Los contenidos para web son básicos a la hora de desarrollar la estrategia digital de un negocio. El objetivo es generar el interés de los clientes potenciales, además de ayudar a un mejor posicionamiento en los buscadores.

Según la mayoría de los expertos, es recomendable aprovechar todos los formatos disponibles en internet, como imágenes, vídeos e infografías. Y utilizar herramientas complementarias para enriquecer la web, como puede ser un blog corporativo o un chat.

Redes sociales

Las redes sociales son una de las herramientas más importantes para mejorar la imagen de marca de una empresa, incrementar su notoriedad y promocionar sus productos y servicios.

La mayor parte de los usuarios de internet siguen a marcas comerciales e interaccionan con sus perfiles corporativos. Es aconsejable no descuidar ese ámbito.

E-commerce

El comercio electrónico es un sector que está en auge y seguirá creciendo en los próximos años. Comprar a través de internet ya es una práctica habitual de los usuarios, y es imprescindible para cualquier empresa facilitar la venta de sus productos o servicios a través de la web si quiere ser competitiva.

Los clientes deben poder comprar y pagar de forma sencilla, rápida y segura a través de la página web, una norma que no solo es aplicable a las grandes empresas sino también a pymes y autónomos.

Analítica web

La analítica web analiza las visitas que llegan al site y sus principales características: de dónde proceden, cuánto tiempo permanecen en la web, si repiten visita, etc.

Esta información permite evaluar si las acciones de marketing directo son efectivas o si hay que plantearse otra estrategia online para adaptarse mejor a los usuarios y clientes.