Menú Buscar
Carles Puigdemont (i), presidente de la Generalitat; Toni Comín (d), consejero catalán de Salut; y el logotipo de Separ. / FOTOMONTAJE CG

Los neumólogos se movilizan contra el polémico concurso catalán de terapias respiratorias

Los médicos especialistas preparan un escrito de quejas contra la adjudicación provisional del CatSalut que se ha convertido en otro problema para el consejero Comín en pleno agosto

18.08.2016 22:30 h.
3 min

La polémica que se ha generado alrededor del polémico concurso en Cataluña de terapias respiratorias ha dado un nuevo giro. Los neumólogos se han empezado a movilizar para hacer pública su protesta mediante un escrito contra la adjudicación provisional de un servicio que atiende a 110.000 pacientes. La Sociedad Catalana de Pneumología (Socap) y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) preparan el texto conjuntamente.

El principal argumento que usan es que el cambio de proveedor de la concesión provisional al 90% de los pacientes pone en riesgo su salud. Para los médicos que atienden a este tipo de enfermos resulta imprescindible la plena confianza en los equipos de respiración que usan las empresas adjudicatarias.

Tratamiento personalizado

Cada paciente es un mundo y requiere un tratamiento personalizado de la cantidad de oxígeno que necesitará, además de contar con un periodo de adecuación a los sistemas que se pueden prolongar durante meses.

Por ello, los primeros que deben conocer perfectamente cómo funcionan estos sistemas son los neumólogos y aquí radica el gran fallo de la licitación provisional del servicio catalán de oxigenoterapia.

Falta de conocimiento y ‘dumping’

Prácticamente solo dos compañías se reparten la asistencia y mientras que una de ellas, la italiana Vivisol, es desconocida por el sector y deberá atender a 17.000 pacientes, la considerada ganadora, la multinacional alemana Linde, ha incurrido en una rebaja económica que incluso desde CatSalut se considera que incurre en dumping.

Especialistas de reconocido prestigio como el jefe de neumología del Consorcio Hospitalario de Vic, Joan Serra, y el jefe de Neumología del Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida, Ferràn Barbe, lideran la propuesta.

Reconsideración de la adjudicación de 2008

No es la primera ocasión en que el concurso catalán de terapias respiratorias provoca el rechazo del sector. La adjudicación que se hizo en 2008 con el último tripartito, cuando la exsocialista Marina Geli encabezaba la consejería de Salud, a la entonces desconocida alianza entre los laboratorios Esteve y la multinacional japonesa Teijin propició las quejas de del Socap.

El rechazo llegó al extremo de que la Generalitat reconsideró el reparto del servicio entre un mayor número de empresas. Los neumólogos esperan que se repita después del verano, cuando el CatSalut deberá aprobar la adjudicación definitiva.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información