Menú Buscar
Emprendedores en tiempos de crisis

Los emprendedores de la crisis: los 'ecoemprendedores'

Este colectivo se vuelca especialmente hacia la energía sostenible, con proyectos que tienen un marcado carácter verde

4 min
En los últimos años han aparecido un importante número de empresas start-ups que se sustentan en las nuevas tecnologías para introducir cambios a sectores tan convencionales como la educación o la sanidad. Son empresas con vocación social y que quieren renovar o contribuir a mejorar un aspecto de la vida pública con el que se han comprometido.

Según datos de la Confederación Española de Jóvenes Empresarios (CEAJE), España ha experimentado un aumento de las start-ups del 30% respecto a 2014, que se traduce en más de 2.500 nuevas compañías, aproximadamente.

En todas estas nuevas start-ups la base tecnológica es muy importante: priman los proyectos relacionados con los dispositivos móviles y el desarrollo de internet. No obstante, su carácter innovador se quiere aplicar a sectores y ámbitos de todo tipo; desde el pan, la alimentación ecológica, el voluntariado corporativo, los idiomas o la salud.

Carácter verde

“Los emprendedores de la crisis suelen explotar las nuevas tendencias de mercado o iniciarse y explorar nuevos sectores y nichos que hasta el momento eran inexistentes. Dentro de esta idea, por ejemplo, han surgido los 'ecoemprendedores', que tienen una presencia importante”, explica Juan Merino, Presidente de la CEAJE, a instancias de Crónica Global.

Este colectivo se vuelca especialmente hacia la energía sostenible, con proyectos que tienen un marcado carácter verde. En unos casos, apuestan por "la tecnología como herramienta para la reducción de costes energéticos, y en otros casos, se utiliza la sostenibilidad en sus productos, reciclado, orgánico, etc.", prosigue Merino.

Emprendedores 'low cost'

Los emprendedores denominados low cost son otro subgénero aparecido con la crisis económica. Se trata de aquellos empresarios que han sabido reducir costes e intermediarios en sus servicios y han cubierto ciertos nichos de mercado.

"Es una reinvención del modelo de negocio. Un proceso de innovación total, para ajustar los costes y ofrecer mejores precios sin menoscabo de la calidad", zanja el presidente de la CEAJE.

Impacto social

La Fundación Máshumano, una de las organizaciones pioneras en implantar un cambio cultural en las empresas, otorga anualmente premios a los proyectos empresariales que valoran de más interés. Carla Pérez, responsable de comunicación de Máshumano, explica a este medio que cada vez más jóvenes "buscan proyectos que tengan impacto social" más allá del "desarrollo tecnológico". 

"Los proyectos se crean a partir de demandas que ellos ven en su entorno. Soluciones para temas sociales", agrega Pérez tras ponernos dos ejemplos de nuevas start-ups que han cosechado éxito en su misión social. "Hay una plataforma para hacer voluntariado corporativo dentro de las empresas, Help Up, y que nació a raíz de una necesidad que vieron de que los jóvenes, para hacer voluntariado, no tenían facilidades".

Otra de las inicativas que han sido premiadas este año por la fundación va orientada al tema de la salud de las personas, concretamente a la alimentación de los más pequeños de la casa. Se trata de papillas ecológicas de distintos sabores elaboradas de forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente. En seis meses, esta start-up llamada Smileat ha conseguido que sus productos se vendan en el Corte Inglés, convirtiendose en un referente de éxito para todo el sector del emprendimiento.