Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El ex presidente de la Banca Privada de Andorra, Ramón Cierco, en una imagen de archivo.

Los Cierco exigen que se frene la venta de BPA en Andorra

Los accionistas mayoritarios de la entidad formalizan un requerimiento ante la AREB para que congele el plan por los efectos de la retirada de la acusación de blanqueo de EEUU

Redacción
4 min

Los accionistas mayoritarios de Banca Privada d’Andorra (BPA), los hermanos Higini y Ramon Cierco, han remitido este jueves a la Agencia estatal de Resolución de Entidades Bancarias (AREB) del Principado una carta para congelar la venta a un tercero de la entidad.

Los Cierco exigen al presidente del consejo de administración de la institución, Albert Hinojosa, que no tome “nuevas decisiones ni nuevas medidas sobre la resolución de BPA que pudiesen condicionar una buena solución o que viniesen a perjudicar los clientes y los accionistas de la entidad”, indican los portavoces de la familia en un comunicado.

Retirada de la ‘Notice’ del FinCen

El requerimiento llega casi una semana después de que EEUU retirara su acusación de blanqueo de capitales a la entidad a raíz del litigio que la familia Cierco ha iniciado en ese país contra el organismo del Tesoro que le señaló, el FinCen. En su petición, los accionistas mayoritarios señalan que esta rectificación cambia el escenario y se muestran optimistas en que el proceso demuestre su correcta gestión del banco, por lo que podrían recuperar el control de BPA.

Cómo la Notice sobre las presuntas irregularidades se ha retirado se requiere formalmente a la AREB que “no proceda a la aprobación de ningún traspaso de activos, pasivos, derechos u obligaciones de BPA a Vall Banc”, la entidad que se ha creado para ejercer de banco puente y venderlo a un tercero.

Acciones legales contra el consejo

Si Hinojosa pasa de la petición que le ha sido remitida, los accionistas mayoritarios de BPA avisan que se  “reservan el derecho de interponer tantas acciones legales como sean necesarias por la vida judicial contra la agencia estatal andorrana y contra todos y cada uno de sus miembros del consejo de administración”. Abren la puerta a reclamar daños y perjuicios tanto a la institución como a la cúpula que la rige.

Además, recuerdan que el proceso de creación de la AREB está impugnado judicialmente. Fueron los asesores legales de los Cierco quienes presentaron la demanda. En ella, señalaban los presuntos fallos en la fundación de la institución que se creó ad hoc para gestionar la entidad tras su intervención en marzo de 2015.

Segunda reclamación

No es la primera ocasión en que se pide que la venta de BPA se congele. Los Cierco ya pidieron a principios de año a la AREB que parase el proceso. Lo hizo cuándo el juez James E. Boasberg, el encargado de instruir la demanda civil de los Cierco, pidió al FinCen “argumentos y pruebas que la agencia nunca hasta ahora ha aportado” sobre las presuntas actividades de blanqueo de capitales de la entidad andorrana que propiciaron su intervención y la quiebra de su filial en España, Banco Madrid.

El caso BPA ha llegado a la prensa estadounidense. La rectificación del FinCen ha sido recogida en las páginas de The New York Times y The Economist como ejemplo de una batalla financiera en la que David ha vencido a Goliat.

Encuentro con los minoritarios

Tras remitir el requerimiento a la AREB, los accionistas mayoritarios de BPA han promovido un encuentro con el resto de socios de la entidad bancaria para “exponerles la evolución del afer”. Indican en el mismo comunicado que han celebrado varios encuentros de esta índole desde que se inició el escándalo de presunto blanqueo de capitales.

Además de informar sobre la retirada de la Notice, los Cierco repasaron junto a los minoritarios y los asesores legales los posibles “demandas económicas por los perjuicios ocasionados por la intervención de BPA”. El gobierno de Antoni Martí es el primer señalado, aunque la reclamación “aún en fase administrativa de los accionista mayoritarios sigue su curso”, sentenciaron.
Destacadas en Business