Menú Buscar
Aceite de oliva de la marca Pompeian (Dcoop); la cooperativa está acusada de bajar precios y los agricultores protestan

Los agricultores y Dcoop difieren sobre la bajada de precios de los productos

Asaja reclama que se mire por los productores, mientras la cooperativa está acusada de todo lo contrario

21.06.2018 23:53 h.
4 min

La bajada de precios de los productos agrícolas y sus derivados enfrenta los productores y a la cooperativa aceitera Dcoop, la mayor de España, acusada de reventarlos en su sector para concentrar el negocio.

En esta línea, el presidente de la patronal agraria Asaja, Pedro Barato, ha alertado en el foro Food & Drink Summit 2018 de que la distribución española debe dejar de "vender productos agrícolas a pérdidas".

Carreras a lo absurdo

"Hay que tener el mismo valor. A la distribución subir dos o tres céntimos al consumidor no le supone nada, pero para el productor es su vida. Bajar precios ¿para qué? Estamos haciendo carreras a lo absurdo", ha añadido.

Su visión contrasta con la del presidente de Dcoop, Antonio Luque, sospechoso de bajar los precios del aceite de forma intencionada para quedarse con la mayor porción del pastel posible. Una práctica que, además, podría repercutir negativamente en el aceite español en EEUU, ya que el descenso de precios de Pompeian (Dcoop) podría favorecer una subida de los aranceles y hundir al resto. 

Problema "muy grave"

Pero Luque se defiende. Ha calificado de "problema muy grave" los aranceles impuestos por la Administración de Donald Trump sobre el aceituna negra de mesa, pero cree que no afectará al aceite de oliva.

"Los aranceles son un problema muy grave para el sector, pero no será fácil que se pueda generalizar en otros productos como el aceite de oliva, donde en Estados Unidos solo se produce el 2% que se consume. Confío en que son actuaciones temporales y coyunturales, nunca estructurales", ha asegurado.

Actuaciones políticas y jurídicas

De esta forma, el presidente de Dcoop cree que hay que llevar a cabo "todas las actuaciones políticas y jurídicas" para evitar la imposición de estos aranceles. "A ninguna empresa española o europea nos interesan los aranceles. Hay que trabajar con Estados Unidos para solventar el tema y hay que seguir siendo eficientes, competitivos y seguir creciendo en el mercado americano y en otros".

Respecto a su compañía, que vendió más de 500 millones de euros en 2017 en el mercado internacional, Luque confía en doblar en volumen su producción en los próximos cinco años y no descarta rubricar alguna alianza y colaboración más, como la firmada hace unos años con la estadounidense Pompeian.

El precio importa

"No podemos perder tiempo es fundamental unirse, tener sinergias y acuerdos. No descarto que tengamos que hacer alguna operación corporativa más", ha indicado.

Por otro lado, el presidente de Dcoop también ha aprovechado para destacar que tanto en la "leche, el vino y el aceite el precio importa", por lo que ha abogado por "tener un equilibrio" para mantener el nivel de ingresos de los agricultores.