Menú Buscar
Modelos frente a una tienda de Lola Casademunt

Lola Casademunt da el salto a Latinoamérica y prevé facturar 8,5 millones

La firma catalana de moda y complementos en manos de Maite Gassó hace un “reset” y apuesta por más tiendas físicas y el comercio ‘online’

3 min

La firma de moda y complementos Lola Casademunt, ahora controlada al 100% por Maite Gassó, una de las hijas de la fundadora, prevé alcanzar este año una facturación de 8,5 millones de euros, crecer en España con nuevas tiendas y dar el salto a Latinoamérica a través de franquicias.

Maite Gassó tiene desde noviembre el pleno control de la compañía, después de que su marido, Ferran Espona, comprara a su cuñada Mar Gassó el 40% del capital. "Teníamos puntos de vista diferentes y para avanzar decidimos comprar a mi hermana su parte de la empresa", explica en una entrevista con Efe Maite Gassó, que pretende llevar a cabo un "reset" en la compañía y "actualizarla" de arriba a abajo, renovando su imagen, las colecciones, incorporando nuevo talento y potenciando el comercio físico y online.

Firma catalana

Lola Casademunt inició su actividad en 1981 en Cardedeu (Barcelona) diseñando complementos artesanales para el pelo y, tras conseguir introducir sus accesorios en algunas tiendas de Barcelona, decidió ampliar su gama de productos hasta llegar, a día de hoy, a diseñar colecciones completas de moda para mujeres.

La firma alcanzó el pasado año una facturación de 5 millones de euros, un 25% más que el año anterior, y este 2018 estima crecer otro 70%, logrando unas ventas de 8,5 millones.


Tiendas propias y multimarcas

Lola Casademunt cuenta actualmente con tres tiendas propias en Salamanca, Toledo y Palma de Mallorca, aunque este mes de junio abrirá en Reus (Tarragona) y Girona y en los próximos meses llegará también a Barcelona (en agosto) y Madrid (octubre), hasta cerrar el año con siete puntos de venta.

La marca está presente además en 714 establecimientos multimarca, que representan el grueso de su facturación, y en 14 córners en El Corte Inglés, con el objetivo de abrir otros cinco este 2018.

El salto a Latinoamérica

A medio plazo, Lola Casademunt se plantea también dar el salto a los mercados internacionales a través de franquicias. De hecho, la firma ya está presente de forma puntual en Francia, Italia y Portugal, pero su objetivo es "atacar" próximamente Latinoamérica, un mercado que considera que "encaja muy bien" con sus colecciones.

"Nosotros somos una marca muy emocional y este mercado es así", comenta Gassó, que señala como países prioritarios Panamá, Colombia, Perú, México, el Caribe y también la ciudad estadounidense de Miami, en Florida, que cuenta con una importante población latina.

Actualmente, el 95 % de las ventas de la compañía proceden del mercado nacional, mientras que sólo el 5 % corresponde a los mercados internacionales.