Menú Buscar
El hotel Selvamar, ahora Marina Sands, uno de los que 'pinchó' la luz en verano de 2016 / CG

Lloret de Mar audita sus hoteles para evitar el robo de luz

El ayuntamiento envía requerimientos y amenaza con inspecciones a los alojamientos que no respondan

3 min

Lloret de Mar audita su planta hotelera para evitar el robo de luz. El ayuntamiento del destino gerundense envió recientemente 100 cartas a alojamientos turísticos en las que reclamaba el envío de las facturas de electricidad y otros suministros, además de su licencia de actividad. Las misivas son parte de un plan municipal para evitar nuevos pinchazos de la red eléctrica de cara a la campaña de verano de 2017. Los que no cumplan, avisa el consistorio, recibirán inspecciones.

Según ha informado un portavoz de la corporación, se han enviado un total de cien cartas a otros tantos establecimientos hoteleros. La cifra cubre dos tercios de la planta total, que suma 150 unidades. La cincuentena de hoteles que se libran son los más nuevos y, por lo tanto, los que están al día de los pagos de facturas y tasas.

"Es una medida preventiva. Los hoteleros están reaccionando muy bien y ya hay muchas respuestas", ha agregado la misma representante.

Auditores ECA

La buena voluntad de los empresarios no es óbice para que Lloret de Mar (PDECat y ERC-Avancem) guarde un as en la manga para los más rebeldes.

"Los hoteleros que no respondan al requerimiento se exponen a sufrir auditorías. El consistorio ya tiene al personal preparado", ha abundado la portavoz de la corporación

El Gremio de Hoteles de Lloret de Mar ha admitido que la inspección ya ha empezado, sin entrar a valorar las implicaciones de la misma.

'Enganches' millonarios

La investigación del consistorio gerundense se produce meses después de que trascendiera que un empresario, José Luis Velasco Blanco, había enganchado sus cuatro hoteles a la red eléctrica de forma ilegal.

El caso costó miles de euros a las compañías eléctricas y al ayuntamiento, ya que el empresario tampoco había abonado varias tasas municipales.

"El episodio, aunque aislado, causó un daño tremendo al destino turístico. En mi opinión, el ayuntamiento trata de ponerse la venda antes que la herida y evitar problemas en verano", explica un gestor hotelero de la zona.