Menú Buscar
El edificio del Ayuntamiento de Lloret de Mar.

Lloret da marcha atrás en la licitación de su publicidad callejera

El ayuntamiento dirigido por CiU revisa las puntuaciones de forma que Citycat, una empresa recién creada, sin trabajadores ni local, pierde la adjudicación

11.02.2017 21:01 h.
3 min

El Ayuntamiento de Lloret de Mar ha dado marcha atrás en la licitación de su publicidad callejera. Las empresas que no ganaron el concurso público para la explotación, la conservación, el mantenimiento y la limpieza de los soportes publicitarios, denunciaron amaño en la adjudicación tras conocerse el resultado provisional.

Ahora, el consistorio ha emitido un informe que cambia las puntuaciones de forma que la compañía que había quedado en el primer puesto, Citycat, ha perdido dos puntos que la han situado en la segunda posición, por detrás de Impursa, la compañía que tiene la licitación actualmente.

Ha sido seis meses después de que se resolviera el concurso. Los expertos destacan que la publicidad callejera de Lloret de Mar es la más rentable de la provincia de Girona, incluso más que la propia capital. De hecho, la publicidad en postes, tótems y una valla es una de las más provechosas de toda la costa catalana. 

“Sin trabajadores ni local”

La empresa que había ganado, Citycat 94, fue creada en octubre de 2015, cinco meses antes de que empezara el proceso de licitación. Se trata, pues, de una empresa sin experiencia. “No tiene ni trabajadores ni local”, aseguran fuentes del sector. Las demás empresas que presentaron propuestas eran Impursa SAU, que adjudicataria de los últimos años, Alpha Publicidad Exterior, R3 Recymed y Girod Medias España.

Los técnicos valoraron más la propuesta de mejoras, que en este caso se concretaba en la inclusión de banderolas extra, de Citycat que la de Impursa. Con la revisión que se ha hecho, la primera pierde tres puntos y la segunda los mantiene. Esto influye en el resultado final, en el que Impursa se impone por un solo punto.

Cláusulas del concurso

El malestar entorno al concurso empezó con las condiciones que se especificaban en las cláusulas de la convocatoria. La limitación del canon era una de las “extrañezas” que detectaron las empresas participantes, ya que normalmente no tiene máximo, indican las fuentes del sector consultadas.

Desde Impursa, el nuevo ganador a falta de la adjudicación final, se muestran satisfechos con la revisión, que se ha producido a instancias de un recurso que presentó la empresa. Las puntuaciones anteriores, según fuentes de la compañía, adjudicataria, entre otras, de la publicidad del AVE, “no tenían demasiado sentido”. 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información