Menú Buscar
Una mujer pasa frente a un comercio de moda, que ha mermado sus ingresos durante la pandemia / EUROPA PRESS

Preocupación en el comercio y la hostelería por la reclusión de Lleida

Restauradores, comerciantes y hoteleros alertan de que el encierro es una "marcha atrás" que hace tambalear la economía de la zona

3 min

Los sectores del comercio y la restauración de Lleida han recibido como “una mala noticia” la reclusión de la comarca del Segrià por parte de la Generalitat de Cataluña para frenar los rebrotes de coronavirus que se han registrado en la zona.

El presidente de la Cámara de Comercio de Lleida, Jaume Saltó, ha indicado que muchos comercios ya habían entrado en la “nueva normalidad” y ahora están a la espera de unas medidas que pueden hacer tambalear de nuevo su negocio.

Ciudadanía "inconsciente"

“Habían invertido mucho en medidas de seguridad, en EPI, y, además, algunos trabajadores ya habían dejado de estar en ERTE para empezar a cobrar de nuevo de la empresa, por lo que la afectación económica puede ser importante”, ha añadido.

No obstante, espera que el “impacto negativo” sea el menos posible y que la ciudadanía tome conciencia de las medidas de seguridad que hay que tomar, “porque hasta ahora había sido bastante inconsciente”.

"Nos afectará de pleno"

Por su parte, el presidente de la Federación de Hostelería de Lleida, Josep Castellarnau, ha asegurado que esta medida “nos afectará de pleno”, sobre todo, por la ausencia de turismo en el Segrià.

De hecho, “algunos restaurantes ya nos han informado que tenían mesas reservadas para este mediodía de personas que venían de fuera de la comarca y que ya se han anulado”. Castellarnau cree que la medida tomada “es una pena y un problema” e, incluso, la ha definido como de “marcha atrás”.

"Imagen" dañada

Finalmente, el presidente de la Asociación de Deportes de Aventura del Pallars Sobirà, Florido Dolcet, ha dicho que, de momento, no pueden calcular la afectación de la medida, pero que creen que será más una cuestión “de imagen” al relacionar Lleida con los brotes y sin diferenciar entre comarcas.

“La mayoría de nuestros clientes vienen de Barcelona, aunque el cierre del Segrià seguro que algún tipo de repercusión tendrá sobre nuestra actividad”, ha concluido.