Lípidos Santiga alcanza unas ventas de 505 millones y triplica beneficios

La empresa barcelonesa es una de las mayores fabricantes de aceites y grasas vegetales del sector alimentario

11.10.2017 08:37 h.
2 min
Imagen de la refinería que Lípidos Santiga tiene en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) / LIPSA

Lípidos Santiga (Lipsa), uno de los mayores fabricantes de aceites y grasas vegetales para la industria de la alimentación, ha cerrado el ejercicio de 2016 con unas ventas consolidadas de 505,6 millones de euros. La cifra supone un incremento del 13% respecto al año anterior. El 35% de los ingresos proceden del mercado exterior, con exportaciones a 37 países.

La compañía familiar catalana ha cosechado también un récord de ganancias al contabilizar un beneficio de explotación de 32,6 millones, un 152% más, y un resultado neto consolidado de 20 millones de euros, prácticamente el triple que los 6,9 millones que se anotó en 2015.

Competencia en el sector

La empresa, con sede en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), destaca en su informe de gestión anual que estos resultados se han logrado a pesar de que el nivel de competencia en el sector de los fabricantes de grasas sigue siendo “muy fuerte”.

Según la misma compañía, los ingresos han crecido un 13% gracias a la comercialización de un 11% más de toneladas, a la evolución de los precios de la materias primas y al mix de ventas entre sus distintas categorías de producto.

En las dos refinerías, que posee en la localidad barcelonesa y en Huelva, Lipsa fabrica margarinas y grasas vegetales para la producción de helados, galletas, bollería industrial, chocolates y otros productos de alimentación infantil y animal.

Aceite de palma

Como recoge Expansión, el grupo es uno de los grandes comercializadores del aceite de palma, uno de los productos más cuestionados del sector de alimentación, lo que ha llevado a la empresa a constituir la Fundación Española del Aceite de Palma junto con otras siete compañías.

Con una plantilla de 165 empleados, Lipsa ha cerrado 2016 con una deuda bancaria a largo plazo de 46,7 millones, el 7,9% menos, y un endeudamiento a corto 55,6 millones, con un descenso del 17%.

¿Quiere hacer un comentario?