Menú Buscar
Carlos Rosety y Santiago Jiménez, creadores de la app Liight / INSTAGRAM

Liight, la app de dos veinteañeros que premia las acciones por el clima

Santiago Jiménez y Carlos Rosety han creado una aplicación que mide la huella de carbono de cada persona y otorga recompensas por sus prácticas sostenibles

12 min

Aunque lo nieguen personajes de la talla del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el cambio climático es un hecho y combatirlo, labor de todos. De los gobiernos y de las distintas administraciones, de las empresas y del resto de entidades y, como no, de cada ciudadano a nivel particular. Y si al plantear acciones a favor del clima, el medio ambiente y la sostenibilidad, nos reporta, además, recompensas, mejor que mejor.

Esa es la idea de dos jóvenes emprendedores veinteañeros, Santiago Jiménez, de 26 años, y Carlos Rosety, de 22. Ambos crearon en 2017 Liight, una start up en la que se desempeñan como CEO y CTO (técnico del desarrollo), respectivamente. Liight es una app cuyo objetivo es motivar a todas las personas para ser más sostenibles cada día y beneficiarse de ello con la obtención de premios por esas buenas prácticas. Es decir, las acciones puestas en marcha por cada particular ofrecen ventajas en forma de descuentos en determinados comercios.

El CTO y el CEO de Liight / INSTAGRAM
El CTO y el CEO de Liight / INSTAGRAM

Gamificación e inteligencia artificial

Liight, por ejemplo, da valor el uso del transporte público en lugar de medios particulares y contaminantes, también la utilización de la bicicleta u otras formas limpias de movilidad, o el reciclaje. Esas acciones se ponen en práctica a través de gamificación, o lo que es lo mismo: mediante un aprendizaje enfocado a lograr los mejores resultados. Y la inteligencia artificial juega igualmente un papel destacado.

“La idea surgió un poco antes de 2017 pero se concretó ese año con el reto de que las personas sean más sostenibles”, señala Santigo Jiménez. De esta manera, se obtienen premios por buenas prácticas a favor del clima  a través de liights, una moneda virtual creada para poder ser canjeada por artículos de tecnología, moda sostenible y planes para el tiempo libre: “Pensamos que estaría guay traquear a las personas y ver qué huella de carbono tenemos cada una y hacer que unos compitamos con otros a través de los retos y las recompensas, y conseguir así que las ciudades sean mas sosteibles”.

Herramienta de bolsillo contra el cambio climático

Por ello, Liight puede considerarse una herramienta de bolsillo para combatir el cambio climático y la huella de carbono, y que además las acciones no queden solo en eso, sino que se obtengan beneficios. Esta app funciona valiéndose de un algotitmo que permite, por un lado, comprobar la contribución a la causa climática de cada participante y, por otro, convierte en protagonistas a todos los usuarios de la aplicación y premia su implicación en acciones, así que cuanto mayor dinamismo, más ventajas.

Los dos amigos creadores de esta iniciativa estudiaron en la Universidad Carlos III de Madrid, pero ahora se dedican por completo a Liight, junto con otros tres amigos: “Actualmente somos cinco y tres nos dedicamos full time, los otros dos siguen estudiando”. Para crear la start up se inspiraron en una app llamada Runtastis, que ha cambiado de nombre a Adidas Running y es muy popular desde hace tiempo entre quienes practican ejercicio. Si esa aplicación podía cambiar los hábitos y la vida de sus usuarios a través de la práctica de deporte, por qué no iba a ser útil otra que hiciera lo mismo a favor de la ecología y la sostenibilidad.

Los 'liights' como moneda

Los liights, que actúan como moneda en esta app para recomensar las acciones climáticas, son canjeables por descuentos y premios directos que ofrecen las empresas y entidades con las que han llegado a acuerdos los impulsores de esta app, que se traducen en entradas para cine y otros eventos, suscripciones a plataformas como Netflix o vales de descuento en establecimientos de restauración.

La app está disponible para Android e iOS y Liight es capaz incluso de registrar y validar el CO2 que reduce cada día el usuario en su afán por contribuir a reducir emisiones.

Idea premiada

Con poco más de dos años de vida, Liight ya es una realidad que incluso ha sido premiada en la competición internacional JA Enterprise Challenge como uno de los proyectos más sostenibles de la competición.

Ha ganado también el Premio Pascual Start Up en la categoría de Medio Ambiente por su aplicación móvil, que incentiva a las personas a ser más sostenibles a través de la gamificación y los sistemas de smart city.

El equipo de Liight durante una de sus reuniones / INSTAGRAM
El equipo de Liight durante una de sus reuniones / INSTAGRAM

"Estábamos muy desorientados"

Desde un principio, ambos jóvenes comprendieron que publicitarse en foros de emprendedores era una de las mejores formas de darse a conocer, y más con un planteamiento de lucha contra el cambio cloimático, que sabían que no podía ir mal porque el compromiso es cada vez mayor por parte de toda la sociedad. Santiago y Carlos ya habían realizado algunos trabajos de la mano de empresas como Ecoembes y algunos ayuntamientos, porque inicialmente tenían clara su idea, “Estábamos muy desorientados en cómo abordar el mercado”, dice Santiago.

Así contactaron con EIT Climate-KIC, una comunidad europea de conocimiento e innovación que trabaja para conseguir una sociedad próspera a través de una economía circular sin carbono: “Nos ayudaron a hacer de nuestra tecnología un producto atractivo y mejoramos el engagement con los usuarios”. Y todo ellos les permitió al tiempo “simplificar la aplicación y analizar bien el modelo de negocio para hacerlo escalable”.

Acuerdos con empresas

Tras haber progresado de manera sobresaliente en el tiempo que llevan ofertando su app, Liight se encarga ahora de realizar alianzas directas con las diferentes marcas en lugar de a través de terceros. El objetivo con ello es lograr una amplia cartera que les permita dar más ventajas a los usuarios, que “ha ganado mucho en agilidad” desde su creación y les ha permitido ser más ambiciosos en sus objetivos y sumar ya cerca de 2.000 usuarios habituales.

La app, que inicialmente estaba pensada para un público joven, ahora es para todos, ya que “hemos visto que la utilizan personas de todas las edades”, aunque al parecer son “las madres” entre 30 y 40 años uno de los colectivos que más interés muestran a la hora de alcanzar objetivos.

Cómo se utiliza

Usar Liight es sencillo. Basta con descargar la app y pulsar un botón cuando se sale de casa para que la aplicación comience a actuar. Mide la velocidad, las rutas de transporte y facilita el mejor medio a utilizar. Así cuenta los kilómetros del itinerario y los medios de transporte utilizados, que después se traducen en liights para ser utilizados como dinero en otras iniciativas.

De momento está disponible en la Comunidad de Madrid, aunque no tardará en llegar a las principales ciudades de España: “Por supuesto, Barcelona es una de las próximas ciudades donde queremos desplegar Liight, pero calculamos que será como muy pronto dentro de un mes”, asegura el CEO de la firma, Santiago Jiménez.

Los fundadores de Liight, Santiago Jiménez y Carlos Rosety / INSTAGRAM
Los fundadores de Liight, Santiago Jiménez y Carlos Rosety / INSTAGRAM

Reto tras reto

Cuantos más kilómetros y más tiempo se emplee en transportes sostenibles, más irán aumentando los lights, esas monedas virtuales que equivalen a la huella de carbono que deja cada persona a diario, que luego se canjean por premios y descuentos.

La meta final es que todo el mundo vaya cambiando de hábitos para luchar por un planeta más sostenible: “La app lo que hace es cruzar datos de todos los usuarios que se den de alta, ver qué hacen cada dia y coteja si son sostebibles y la huella de carbono que generan". Porque como Jiménez mantiene, "no se trata de hacerlo como una forma de castigo, sino como incentivo para buscar el refuerzo positivo para cambiar de habitos y mejorar".

Dos maneras de trabajar

“La idea es en 2020 despegar en las principales ciudades españolas, poco a poco”, mantiene Santiago Jiménez, que desvela que la start up trabaja de dos maneras diferentes, "Por un lado está la parte que llamamos Community, con marcas que se ofecen las recompensas por planes de ocio y acciones en función de las ventas, y por otro trabajamos con empresas como Pascual, Estrella Galicia o Sanitas".

El CEO de Liight piensa que "trabajar con empresas es muy positivo" y por ello ofrecen a sus empleados pautas para ser "ser mas sostenibles y que se motiven para reciclar, compartir coche, etc".

Apuesta total por la app

La empresa ha facturado en 2019 "unos 50.000 euros", pero lo mejor está por llegar: "Hemos conseguido financiación y a dia de hoy podríamos ya vivir de ello, pero tenemos que crecer todavía mucho en cuanto al producto que tenemos y que realmente sea una empresa y no dependamos de ayudas".

Liight confía en terminar el año 2020 con presencia en la mayoría de ciudades "importantes" de España y mejorar la app para hacerla aún más competitiva. Lo que tienen muy claro sus dos fundadores es que la apuesta por esta start up es total y lo que ocupa en la actualidad todo su tiempo.