Menú Buscar
El abogado Antonio Garrigues Walker, junto a la CEO de JustNow, Susana Fernández, el presidente de Correos, Javier Cuesta, y el presidente de Deloitte, Fernando Ruiz, durante un acto de la Asociación Española de Directivos (AED), en la sede de Gas Natural

Liderazgo y optimismo para hacer frente a los nuevos retos socioeconómicos

La Asociación Española de Directivos anima a buscar el talento y promoverlo para ser competitivos a escala global

Laura Fàbregas
5 min

La Asociación Española de Directivos cumple este año dos décadas desde su nacimiento coincidiendo con un momento de cambio a distintos niveles, tanto político, como social y tecnológico. Para hablar de ello, se han reunido este viernes en la sede de Gas Natural en Madrid diversos empresarios de éxito en el marco de los actos conmemorativos que celebra la asociación para su aniversario.

El letrado Antonio Garrigues Walker, encargado de moderar el acto, ha sido el primero en hablar de “convulsión” para referirse a esta nueva etapa que atraviesa no solo España sino todo el mundo globalizado. El dilema planteado por Garrigues ha sido el de continuar siendo competitivos --con la aceptación del Tratado del TTIP-- o replegarse y quedarse fuera de los grandes cambios socioecónomicos que se producen a escala mundial.

Nuevos liderazgos

Durante la mesa redonda en que han participado el presidente de Correos, Javier Cuesta; la CEO de JustNow, Socorro Fernández; y el presidente de Deloitte, Fernando Ruiz, se ha hecho referencia a la necesidad de que aparezcan nuevos liderazgos para conseguir nuevos objetivos. Especialmente, en el momento actual de transformación económica derivada de las nuevas tecnologías.

Los tres directivos han dado mucho importancia a la interacción entre los diversos sectores, y entre el Estado y la sociedad civil, para empujar un cambio a España que genere ilusión. En este sentido, han abogado por un discurso distinto al habitual --nada derrotista-- para poner en valor el talento español. “España tiene hoy un numero mucho mayor de multinacionales que les correspondería por su importancia económica a nivel global”, ha afirmado el presidente de Deloitte para explicar la buena salud empresarial que tiene el país.

¿Quién es el Mark Zuckerberg español?

Los tres empresarios han relatado sus experiencias al frente de grandes empresas para dar cuenta de la importancia del directivo para guiar a la empresa hacia nuevas metas. “En el fondo lo que hace el directivo es sacar lo mejor de un grupo de gente con un objetivo concreto. Somos las herramientas que tiene cualquier empresa para conseguir unos fines”, ha añadido a este respecto la CEO de JustNow.

El presidente de Correos, por su parte, ha instado a no tener miedo a los errores para evolucionar: "Se tiene que aprender de los errores. Una organización que no comete errores en un mundo que cambia tan rápido es casi imposible".

Recogiendo el guante a la cuestión planteada por Garrigues, han coincidido en que no se debe perder el tren del progreso y han sugerido mirar a países como Estados Unidos, capaces de crear un “entramado” social y empresarial que “atrae nuevos proyectos”. “Todos los grandes proyectos como Google o Facbeook nacen en EEUU, no en Europa ni en Japón. Para crecer hace falta tener más población, tener una economía flexible, y hace falta atraer talento”, ha añadido el presidente de Deloitte.

Andreu Buenafuente durante el acto de AED.

Buscar el talento

El invitado más esperado del acto ha sido el cómico y también empresario -, que ha explicado sus inicios -cómo llegó a ser empresario de forma “involuntaria”-- y la inevitable conversión que tuvo que hacer cuando en 2008 estalló la crisis. “O te adaptas o te tumba la realidad”, ha apostillado tras explicar que la facturación de su empresa --El Terrat-- bajó casi un 40% por la caída en publicidad.

El showman catalán ha hecho un llamamiento a no perder el optimismo y ha apuntado que no puede ser que, en España, cuando empiezas un negocio te digan que “te va ir mal seguro” y, en caso de que te vaya bien, digan que “has tenido suerte”. En este sentido, Buenafuente ha apostado por buscar el talento y promoverlo: “En España falta capacidad para animar. He visto anular el talento a tu lado para que no brille”.

El acto en sí ha sido un canto al optimismo y a la búsqueda no solo de talento, sino de nuevos liderazgos. A este respecto, el otro invitado estrella, el chef Javier Aranda, propietario del restaurante La Cabra premiado con una estrella Michelin, ha puesto en valor el papel de la juventud para tomar el relieve. Con tan solo 27 años, este cocinero ya cuenta con dos restaurantes en Madrid. “Tienes unas metas y unas ilusiones y ves que poco a poco se van cumpliendo. Se tiene que tener fuerza y juventud para poder tirar adelante”, ha concluido.