Menú Buscar
La sede de la empresa LG, compañía interesada en la planta de Nissan de Barcelona / EP

LG propone la conversión de la planta de Nissan en Barcelona en una fábrica de baterías

El proyecto de la empresa surcoreana es el segundo que se da a conocer "en negociaciones avanzadas" para instalarse en el complejo de la Zona Franca

4 min

La multinacional surcoreana LG se plantea instalar una fábrica de baterías para coches eléctricos en el espacio que dejará Nissan en Barcelona, un proyecto que permitiría la reindustrialización de la planta de la automovilística en la Zona Franca y salvar entre 1.500 y 2.000 de los empleos que desaparecerán con el cierre anunciado de la factoría japonesa de coches.

El objetivo LG es proveer de baterías a Seat en su complejo de Martorell, la mayor fábrica de automóviles de España, la cual anunció recientemente que invertirá 5.000 millones de euros entre 2020 y 2025 en nuevos proyectos de I+D para el desarrollo de vehículos, en especial eléctricos. Con todo, la surcoreana es la segunda firma que se interesa en ocupar el espacio que dejará de Nissan.

La solución para las plantas de Nissan

Gobierno y Generalitat llevan semanas buscando alternativas al cese de la actividad industrial de Nissan en las plantas que posee en Cataluña, pactada finalmente para diciembre de 2021 y que dejará en la calle a más de 2.500 trabajadores de la firma nipona.

Entre los posibles inversores, tal y como han afirmado desde TV3, ambas administraciones estarían negociando de forma avanzada con el proyecto de LG Chem, empresa con sede en Seúl y filial del gigante tecnológico LG, dedicada a la fabricación de baterías para vehículos eléctricos.

Dos proyectos en negociaciones avanzadas

Según la televisión pública catalana, el proyecto de LG permitiría salvar cerca de 2.000 puestos de trabajo, casi el 80% de los empleados afectados por el ERE de Nissan, y como mínimo podrían mantener su empleo todos los operarios menores de 50 años (1.548).

Sin embargo, este no es el único proyecto con el que negocian las administraciones. El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha avanzado que otro fabricante de baterías eléctricas está dispuesto a invertir 3.500 millones de euros para quedarse los terrenos de Nissan y mantener la plantilla

El futuro de Cataluña es eléctrico

Tal y como ha explicado la patronal, se trata de un proyecto “bastante bien elaborado” y que está interesado en instalarse en Cataluña “sí o sí”. Sánchez Llibre ha afirmado que la compañía daría servicio como proveedor a Seat y otros fabricantes instalados en el sur de Europa, aunque no ha desvelado su nombre por motivos de confidencialidad

Si el proyecto prospera, el impacto en puestos de trabajo sería muy similar al de Nissan y crearía 3.000 empleos directos y unos 18.000 indirectos. Unos números que alegran al presidente de la patronal, que también ha advertido de que, sin un productor de baterías eléctricas en Cataluña, la automoción podría desaparecer en los próximos diez años.

Destacadas en Business