Level rompe la banca y volará de Barcelona a Nueva York por 99 euros

La aerolínea de bajo coste lanzará una ruta a la ciudad de la costa este de EEUU en verano de 2019 y abrirá el único enlace directo entre la capital catalana y Santiago de Chile

Vincent Hodder, director general de Level, presentando las nuevas rutas / CG
08.11.2018 10:57 h.
6 min

Level rompe la banca. La aerolínea de largo radio y bajo coste lanzará un vuelo entre Barcelona y Nueva York (Estados Unidos) con precios a partir de los 99 euros en verano de 2019. Abrirá también la compañía aérea una ruta directa entre la Ciudad Condal y Santiago de Chile (Chile) en marzo del próximo ejercicio. Será la única operadora que ofrezca un vuelo sin escalas a la ciudad suramericana desde Barcelona.

Globalmente, Level subirá de tres a cinco rutas aéreas transatlánticas low cost en temporada alta: las citadas a Nueva York y Santiago de Chile y los enlaces a Boston y San Francisco (Estados Unidos), que pasará de dos a tres frecuencias semanales, y Buenos Aires (Argentina). Ello conllevará una inversión de 200 millones de dólares (175 millones de euros al cambio) y de 100 empleos extra por ruta. A principios del estío de 2019, pues, la socia de Iberia se plantará, si se cumple el plan de negocio, con cuatro aviones tipo Airbus A330, cinco rutas y 200 trabajadores más en el aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Los Ángeles y Santo Domingo, paradas de Level

Por contra, no recuperará Level los vuelos directos de bajo coste a Los Ángeles (Estados Unidos) y a Punta Cana (Santo Domingo), que han sido eliminados de la operativa en los quince meses que lleva la aerolínea en el mercado. Vincent Hodder, director general de la operadora, ha indicado hoy desde Barcelona que estos enlaces se recuperarán "cuanto tengamos aviones suficientes". En otras palabras, Level ha sacrificado las conexiones para optar por otras rutas más rentables.

Imagen de una de las aeronaves de Level, que totalizarán cuatro en 2019 / EP

Imagen de una de las aeronaves de Level, que totalizarán cuatro en Barcelona en 2019 / EP

En este sentido, Hodder ha indicado que "Barcelona es un mercado fuerte que está funcionando bien" --la aerolínea tiene otras dos bases en París (Francia) y Viena (Austria)--, por lo que no descarta agregar más destinos desde la Ciudad Condal en el futuro. Requerirá ello añadir más aviones a Barcelona-El Prat, aunque aún no hay calendario para ello. Sí tiene el nuevo director general de Level, que fue nombrado dos meses atrás, intenciones en este sentido. "La orden actual para la compañía es de 15 aviones de cara a 2023. Es evidente que nos hacen falta más. Mi target ideal son 30 aeronaves para la misma fecha", ha admitido el directivo.

Alianzas, clave

La noticia de que Level estrenará rutas transatlánticas a Nueva York y Santiago de Chile, con cuatro y tres frecuencias por semana, respectivamente, será posible por las alianzas que ha pactado la compañía con el resto de aerolíneas del grupo International Consolidated Airlines Group (IAG) y fuera del perímetro de éste. Así, si Vueling ayudará como está haciendo ahora a nutrir el aeropuerto de Barcelona-El Prat, la operadora espera que la ruta a Suramérica funcione por su alianza con LatAm. La entente recibió el espaldarazo del regulador antimonopolio chileno a finales de octubre. Con lo que respecta a Nueva York, Hodder a argumentado que es una ruta "con suficiente demanda" para asegurar su sostenibilidad.

No teme pues Level solapamientos o pérdida de clientes con American Airlines, aliada del grupo IAG que ya vuela entre Barcelona y el aeropuerto Nueva York-JFK. Tampoco teme la aerolínea la congestión del segundo mayor aeropuerto español, ya que, asegura, su uso del hub aéreo no es tan intenso como el las operadoras de corto radio. En el terreno político, la operadora asegura que el mercado barcelonés ha respondido "muy bien" desde el lanzamiento de vuelos en junio de 2017 pese a las terribles tensiones económicas que provocó el desafío independentista.

Con estos mimbres, un "mercado sólido", Level volará a Nueva York (a partir de 99 euros) y Santiago de Chile (249 euros) a partir del 31 de marzo y 1 de julio, respectivamente. Precisamente, el enlace directo al país suramericano era una de los objetivos del Comité de Desarrollo de Rutas Aéreas (CDRA), que había fijado esta capital y Ciudad de México (México) como prioridades. El ente mixto ha conseguido sus objetivos, pues los clientes del enlace a la urbe azteca se lo están disputando Emirates y Aeroméxico. Esta última aerolínea lo abandonó en 2012, pero ahora batalla con la compañía del Golfo para ganar la mano en la conexión.

¿Quiere hacer un comentario?