Menú Buscar

Las empresas de EEUU se quejan de la falta de mano de obra

Mientras Donald Trump impide la entrada de migrantes, los salarios suben por las dificultades de las industrias para encontrar trabajadores

Efectivos del Ejército de EEUU impiden la entrada de migrantes en la frontera de Tijuana
06.12.2018 12:01 h.
3 min

Las empresas norteamericanas se quejan porque no encuentran mano de obra en el mercado laboral del país, lo que ha provocado subidas salariales que la Reserva Federal (Fed) sitúa en la “parte alta” del ritmo “moderado”.

Así los recoge el Libro Beige de la Fed, documento que proporciona una evaluación de la economía detallada por los 12 bancos centrales estadounidenses con información recopilada antes del 26 de noviembre.

Esta preocupación del mundo empresarial norteamericano se produce en paralelo a las medidas que ha ordenado la Administración de Donald Trump para impedir la entrada de migrantes por la frontera con México, que se suma su política proteccionista en todos los ámbitos.

Los tipos de interés

Otra de las cuestiones que preocupa al mundo empresarial es la paulatina subida del precio del dinero que está aplicando la propia Reserva Federal, que desde la economía productiva e ve como una amenaza.

Aunque en anteriores meses los diferentes bancos centrales ya habían asegurado que ciertas compañías observaban la política monetaria de la Fed como un riesgo, en esta ocasión es la primera vez que la autoridad monetaria lo destaca como algo general.

Subida de aranceles

"La mayoría de los distritos informaron de que las empresas se mantuvieron positivas, aunque el optimismo menguó en varias de ellas debido a la creciente incertidumbre del impacto de los aranceles, el aumento de los tipos de interés o las contracciones del mercado laboral", se puede leer en el informe de la autoridad monetaria.

En general, la Fed ha vuelto a recalcar que el crecimiento de las economías monitorizado por los 12 bancos centrales fue "modesto o moderado".

Los costes de producción se encarecen

Y, pese a que el gasto de los consumidores se mantuvo "estable" y los precios aumentaron a un nivel "modesto" en la mayoría de los distritos, las empresas han alertado de que los costes de producción están creciendo a un mayor ritmo que los precios finales.

"Se han propagado los aumento de costes causados por los aranceles desde los manufactureros hasta los vendedores al por menor y los restaurantes", ha concluido el Libro Beige.

¿Quiere hacer un comentario?