Menú Buscar
Ejemplo de una tarjeta vip de muestra.

Las mejores tarjetas VIPS para los clientes más exclusivos

Estos plásticos ofrecen un trato individualizado que cumple con las exigencias de cada usuario

Ignacio Recio
7 min
Servicios tan selectivos como descuentos en las gama más altas de los alojamientos hoteleros, coberturas más exclusivas en los seguros o disponer de una línea de crédito instantánea de mayor cuantía son solamente algunas de las propuestas que generan las tarjetas de crédito más exigentes, y que solamente están al alcance de unos pocos. De hecho, no pueden ser suscritas por cualquier perfil de cliente, sino por los que gozan de mayor poder adquisitivo. Hasta el punto que algunos de sus modelos están destinados exclusivamente a los clientes de la banca privada. Solo ellos accederán a las prestaciones tan exclusivas que generan estas tarjetas de crédito desde su emisión.

Ser titular de estos plásticos marca la diferencia, y en donde los únicos requisitos que demandan para disfrutar de servicios tan excepcionales es disponer de una cuenta corriente saneada y por supuesto ser proclive a pertenecer a un selecto club a los que no todos los usuarios bancarios pueden pertenecer. A partir de este momento ya solamente quedará decantarse por el modelo que mejor se adapte al perfil de cada uno de los demandantes. Porque propuestas seguro que no faltarán.

Tarjetas con un toque de distinción

Las personas que prefieren una trato individualizado tienen en estos plásticos uno de los modelos más exclusivos, diferenciándose del resto de clientes. No solo por las prestaciones que recibirán a través de sus tarjetas, sino porque incluso estarán en condiciones de personalizarlas con las imágenes que más les gusten. La estética de sus modelos es otras de las fuentes de exclusividad con respecto a las tarjetas estándar que ofrecen las entidades bancarias.

Esta diferenciación la dejan bien marcada las tarjetas desde el principio, seleccionando una gama de formatos con cuotas de emisión más exigentes, y sometiéndoles a una serie de condiciones que la mayoría de los usuarios no podrán cumplirlas desde el primer momento. Por estas razones, quienes suelen suscribirlas tienen un perfil muy parecido entre ellos: mayor de 40 años, empresario, ejecutivo o profesional liberal de éxito que, además suele disfrutar de un nivel de vida vinculado a los mejores servicios. Solamente estos destinatarios estarán en disposición de formalizarlas.

Dirigidas a los clientes más exigentes

Por el contrario de lo que pudiese pensarse inicialmente, son muchas las tarjetas de estas características que pueden detectarse en la actual oferta bancaria. No en vano, las entidades financieras tratan de resaltarlas en sus lanzamientos comerciales con diseños muy cuidados en los que no falta de nada. Se cuida hasta el más mínimo detalle, para que sus mejores clientes se encuentren a gusto. Desde este escenario, Kutxabank ha sacado al mercado la Visa Oro, que permite el pago de cualquier servicio en cualquier parte del mundo. Sus titulares ser beneficiarán con la reposición inmediata de la tarjera en caso de extravío o robo. Y como valor añadido, unas coberturas más exclusivas en sus seguros. Llegando a disfrutar de una línea de crédito instantánea y permanente, tanto en efectivo, como para el pago de sus compras.

Ibercaja propone otro modelo de estas características que se ha plasmado en la Platinum Global. Se trata de una tarjeta de crédito de gama alta, dirigida a los clientes más exclusivos, que les permitirá disfrutar de ventajas especiales y las más amplias coberturas en sus seguros, sin costes adicionales. Dispondrán, por otra parte, de un préstamo sin limitaciones de hasta 40.000 euros, así como con serie de coberturas diferentes en sus seguros: atraco y expoliación de metálico, protección y devolución de compras o protección de precio, entre las más importantes.

La Tarjeta Platinum Card de Banco Sabadell es otra de las alternativas a la que pueden acogerse los clientes más selectos. No en vano, pagar a final de mes con servicios exclusivos es la estrategia que utiliza esta entidad para captar a sus mejores clientes. Es un medio de pago de los más exclusivos, que incorpora las más amplias prestaciones y coberturas. Ofreciendo toda clase de sugerentes ofertas exclusivas para sus titulares. Entre las que destacan descuentos de hasta el 50% en las cadenas hoteleras más lujosas del mundo, e incluso con interesantes propuestas de ocio para los aficionados del golf.

Emitidas desde la banca privada

Todas estas tarjetas no se limitan solamente a la banca particular, sino que sus departamentos de banca privada ofrecen formatos más sugerentes, en donde solamente un selecto grupo de clientes podrán disponer de alguno de estos plásticos. Como consecuencia de esta estrategia comercial, en Santander Select ponen a su disposición las tarjetas de máximo prestigio, con grandes ventajas asociadas y las máximas coberturas. Para ello, disponen de una amplia variedad de tarjetas de crédito, por lo que podrán elegirlas entre las que mejor se adaptan a sus especiales necesidades: Santander Box Gold, Santander Platinum y American Express Gold, entre las principales.

La tarjeta Visa Infinite, por otra parte, es el formato más elitista que tienen los clientes de Banca Privada de BBVA. La cobertura especial en sus seguros de accidente, asistencia en viaje y atraco en cajeros se constituyen en uno de sus principales reclamos para incentivar su contratación. En donde llegan a proporcionar incluso un seguro de cancelación en todos los viajes. Aunque su oferta más sugerente se ha quedado materializada en los descuentos especiales en viajes, hoteles, cruceros, alquiler de coches, billetes de transporte, y cualquier servicio turístico en general. Y cuya utilidad puede ser aún más efectiva en los períodos vacacionales del año.