Menú Buscar
Imagen de representantes de Las Kellys en las instituciones comunitarias / TWITTER

Las Kellys denuncian otro ataque vandálico a días de un juicio clave

Un desconocido trata de allanar la vivienda de una camarera de piso despedida tras sindicarse con las limpiadoras de hoteles en lucha

02.12.2019 11:19 h.
3 min

Las Kellys han denunciado públicamente otro ataque vandálico a escasos días de un juicio relevante para las demandas del colectivo. Un desconocido trató de allanar la vivienda de la delegada despedida tras, según ella, afiliarse al colectivo de las camareras de piso en lucha. El intento de entrada violenta llega después del allanamiento y robo al despacho de Laie Advocats, que las representa, el 23 de octubre.

Según han informado Las Kellys en su cuenta oficial de Twitter y han confirmado fuentes cercanas a los hechos, la tentativa de asaltaro ocurrió el sábado, 30 de noviembre, sobre las 21:00 horas. Un individuo de identidad desconocida forzó la puerta del apartamento de la trabajadora, intentando entrar en la vivienda. Al parecer, desistió de su acción al escuchar los ladridos del perro de la empleada. Ello no impidió que la acción supuestamente criminal dejara daños en la puerta del domicilio de la afectada.

Segundo ataque en un mes

El conato de allanamiento en el piso de un activista de Las Kellys llega un mes después de que desconocidos irrumpieran por la fuerza y robaran material informático en el despacho de Laie Advocats, el bufete que representa a las camareras de piso en los diversos contenciosos abiertos por conflictos laborales.

La acción, que ha sido denunciada a los Mossos d'Esquadra, fue descrita por los letrados como "quirúrgica", ya que los asaltantes se llevaron solo el ordenador del departamento de abogados laboralistas, y no de los profesionales que trabajan en otros campos legales.

Juicio clave

Tenga que ver o no, lo cierto es que ambos ataques se producen a las puertas de una vista crucial por presunto despido nulo a la víctima del allanamiento. La limpiadora ha denunciado al Grand Hotel Central de Barcelona por despido nulo tras, según ella, ver extinguido repentinamente su contrato al afiliarse al colectivo de camareras de piso.

Este procedimiento es "importantísimo" para Las Kellys, pues se trata de un juicio por "[supuesta] vulneración de derechos fundamentales" tras un episodio de "cesión ilegal de trabajadoras". Este es precisamente el punto de presión principal de Las Kellys, que bregan para que las administraciones aprueben normativa contra la externalización de la actividad principal de un hotel. Recientemente llevaron su campaña hasta el Parlamento europeo.