Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Consejería de Economía de Cataluña, una de las administraciones que paga con más retraso a sus proveedores.

Las empresas aumentan sus tasas de morosidad

Pese a que pactan las facturas a 80 días, las grandes corporaciones añaden otras dos semanas para pagar a sus proveedores

Redacción
2 min

Las empresas españolas pagan sus facturas con un retraso de 96,06 días, según los datos del último trimestre de 2015. Esa cifra supone un aumento de casi dos días sobre las mismas fechas del año anterior.

Ese periodo supone un incumplimiento de 16,08 días de los plazos pactados entre las empresas y sus proveedores. Según Informa D&B, el término medio pactado a finales de 2015 fue de 80,01 días, dos más que un año antes.

La Administración mejoró su periodo medio de pago en 2,43 días hasta los 93,66. Este plazo, según Informa D&B, "empeoró" en las empresas privadas, donde alcanzó los 96,15 días.

Más incumplimiento público

Sin embargo, el retraso medio en relación a las fechas pactadas fue inferior en el sector privado con 15,99 días, mientras que en el caso de la Administración llegó hasta los 23,76 días de retraso. Los plazos pactados en la administración y en el sector privado alcanzaron los 69,90 días y los 80,15 días, respectivamente.

Solo el 45% de los pagos de las empresas españolas entre octubre y diciembre de 2015 se hizo respetando las condiciones pactadas con los proveedores, porcentaje que se situó en el 90% cuando se incluyeron facturas pagadas hasta con 30 días de demora.

Las grandes, las peores

Teniendo en cuenta el tamaño de las empresas, las micro empresas y las pequeñas empresas son las que mejor cumplen con los plazos pactados frente a las medianas y grandes empresas. La mayor parte de las medianas y grandes empresas paga con un retraso respecto a las fechas acordadas de hasta 30 días.

Concretamente, las pequeñas empresas son las que tienen una media de retraso más baja, mientras que las micro empresas son las que más dilatan sus pagos.