Menú Buscar
Jordi Baiget, consejero de Empresa y Conocimiento, en una comisión parlamentaria de su departamento en febrero.

Las Cámaras de Comercio meten prisa a la Generalitat para aprobar su ley

El consejero de Empresa, Jordi Baiget, ha iniciado los contactos informales con los líderes de la institución empresarial para aprobar la nueva norma antes de que finalice la legislatura

5 min

Las Cámaras de Comercio de Cataluña no quieren que el procés deje de nuevo en un cajón la ley que debe regular la gobernabilidad del sector, que lleva atascada desde hace dos años. La comunidades autónomas debían disponer de una nueva norma que regulara el funcionamiento de las instituciones de dinamización empresarial el 31 de marzo de 2014, según la legislación española, pero la complejidad burocrática y el adelanto electoral lo han retrasado sine die.

El consejero de Empresa, Jordi Baiget, manifestó públicamente que su objetivo es terminar la legislatura con la ley aprobada. Era la misma meta que su predecesor en el cargo, Felip Puig, por lo que los máximos ejecutivos de las 13 Cámaras de Comercio catalanas ponen la promesa en cuarentena a la par que incrementan la presión para que la cumpla.

Convocar elecciones

Hay un problema capital en las plantas nobles de las instituciones: sin la ley catalana no se pueden convocar elecciones para renovar las estructuras directivas, y la mayoría de los cargos electos llevan más de 10 años en la poltrona. Aunque aseguran que hay voluntad de sumarse a la oleada de regeneración de las instituciones del país, no tienen posibilidad de hacerlo.

De todos los presidentes en activo de Cámaras de Comercio en Cataluña, solo cinco podrían optar a prolongar su mandato en el caso de que la ley mantuviera el límite de presentar candidaturas en tres elecciones consecutivas, como ocurría en la norma de 2012.

Fusión paralizada

José María Chavarría de Tortosa (Tarragona) y Andreu Suriol de Tarragona tomaron el liderazgo de sus respectivas organizaciones a medio mandato, por lo que aún podrían enfrentarse a dos comicios. Delfí Robinat sólo se presentó en una ocasión a elecciones para presidir la Cámara de Comercio de Tàrrega (Lleida), aunque su mandato se ha prolongado podría optar a dos elecciones más.

Otros dos presidentes de instituciones están aún en el fin de su segundo mandato: Isaac Sanromà de Reus (Tarragona) y Joan Puig de Palamós (Girona). A este último territorio se le debe unir la problemática de que sin la ley aprobada, no puede culminar la fusión entre esta Cámara de Comercio y la vecina de Sant Feliu de Guíxols, liderada por Xavier Ribera.

Fin del recurso cameral permanente

Fue una medida que se impulsó en aras de disponer de una estructura más eficiente y económicamente sostenible, ya que el fin de la obligatoriedad de las cuotas camerales en 2010 (el denominado recurso cameral permanente) dejó las finanzas de estas organizaciones en un brete.

Aún no se han recuperado del todo, pero han conseguido capear la crisis con reestructuraciones de personal y el impulso de medidas ingeniosos de todo tipo que hacían hincapié en los servicios para consolidar los ingresos.

Revisión del borrador de Puig

Deberán poner punto y final a su etapa como presidentes Domènec Espadalé de la Cámara de Girona; Pere Casals de Manresa; Antoni Maria Brunet de Sabadell; Marià Galí de Terrassa; Marcel·lí Morera de Valls; Joan Horaci Simó de Lleida; y el el máximo responsable de las instituciones a nivel catalán: Miquel Valls, de Barcelona.

Baiget ha optado por revisar el trabajo que dejó casi listo el anterior responsable de Empresa. Se trataba de una norma polémica, ya que no contó con la participación de las instituciones y provocó polémica por las atribuciones que se quería dar a la Cámara de Comercio de Catalunya, que se llegó a plantear como un contrapoder a la de España.

Contactos informales

El nuevo consejero ha iniciado los contactos informales con los principales líderes de las organizaciones para replantear los puntos más controvertidos, indican fuentes conocedoras de los encuentros. Formalmente, solo se ha reunido en una ocasión con los 13 presidentes y junto al presidente, Carles Puigdemont, casi como una presentación formal.

Hay prisa para que el borrador se de por bueno cuánto antes y se someta a debate parlamentario. Baiget tiene el reto sobre la mesa. 

Destacadas en Business