Menú Buscar
La cementera Lafarge, una fábrica centenaria ubicada en Montcada i Reixac / CG

Las emisiones que vigila la Generalitat en Lafarge

El departamento de Territorio y Sostenibilidad mide antes de otorgar su licencia medioambiental las emisiones de la cementera

3 min

La licencia ambiental que permite que la cementera Lafarge funcione con total normalidad en Montcada y Reixac (Barcelona) será revisada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). El ayuntamiento liderado por Laura Campos y la asociación de vecinos de Can Sant Joan han recurrido la renovación de los permisos de la Generalitat, un proceso que fiscaliza de forma periódica las emisiones de un centro de trabajo centenario.

¿Qué vigila exactamente? Antes de validar el trabajo que se realiza en la factoría, se midieron, entre otros, los niveles en el aire de dióxido de azufre, monóxido de carbono, sulfuro de hidrógeno, benceno, plomo y partículas en suspensión con un diámetro superior a los 2,5 micras. Además del arsénico, cadmio, níquel y benzopireno. En ninguno de los casos se superaron los niveles límites fijados por la normativa comunitaria.

Limites superados en Rubí

Sólo se detectó que el ozono troposférico y dióxido de nitrógeno se superó en algunas mediciones en el municipio vecino de Rubí. También se falló en 2014 en las emisiones de partículas en suspensión de diámetro inferior a los 10 micras, aunque se subsanó en los ejercicios posteriores.

También se supervisaron los residuos de la factoría y su posible afectación a los acuíferos de la zona. Cabe tener en cuenta que Lafarge está radicada en uno de los caminos verdes que unen la ciudad de Barcelona y la comarca del Vallès Occidental y que se suele usar de forma lúdica, especialmente durante el fin de semana.

Entidades que participaron

Intervinieron en el proceso de renovación de la licencia el Servicio de Vigilancia y Control del Aire (SVCA), la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC), la Agencia Catalana del Agua (ACA), el Área Metropolitana de Barcelona, el Servicio de Prevención y Control de la Contaminación Acústica y Lumínica y la Sección de Mejores Técnicas Disponibles (MTD) de Seguridad Industrial.

Los informes que emitieron y que revisará el alto tribunal catalán también fueron favorables.