Menú Buscar
Imagen del sitio de Nearmeeting, la malograda empresa.

La red social Nearmeeting suspende pagos

La firma pretendió actuar como Linkedin a nivel profesional y de empresas, pero nunca llegó a funcionar como sus promotores proyectaron

Redacción
1 min

La compañía Nearmeeting ha presentado concurso voluntario ante los juzgados mercantiles de Madrid. La firma nació en 2011, promovida por Francisco Castillo Herranz y Carlos Alberto Sanz Rubio, para impulsar una red social de corte profesional, similar a la norteamericana Linkedin.

Pero a diferencia de esta última, Nearmeeting se orientó desde el principio al objetivo de devenir una plataforma donde los inscritos pudiesen realizar negocios, ya sea mediante reuniones o mediante videoconferencia.

La compañía se auto-proclama lugar ideal para generar relaciones de negocio basadas en la confianza. Según sus gestores, pretende multiplicar las oportunidades de venta, de logro de nuevas alianzas, de financiación y de apoyo a la internacionalización de sus clientes, con el mínimo de costes. Las expectativas de crecimiento de los fundadores de la sociedad no se han cumplido y aquélla apenas ha generado ingresos desde su constitución.