Menú Buscar
Trabajadores de El Periódico de Cataluña en su redacción de Barcelona / EPC

La plantilla de Grupo Zeta exige 21 millones a la empresa

Una parte de los trabajadores pretende recuperar el 9% de los salarios que no han cobrado durante los tres años del ERTE

3 min

Una parte de la plantilla del Grupo Zeta reclama a la empresa los 21 millones de euros que ha dejado de cobrar desde 2014 en virtud de un expediente de regulación de temporal de empleo (ERTE) que la compañía no habría cumplido.

La sala de lo social de la Audiencia Nacional vio el juicio de esta demanda el 19 de diciembre y terminó por rechazar el pleito por un defecto de forma relativo a los poderes de los trabajadores representados por los abogados demandantes.

Recurso de casación

Los comités de empresa de El Periódico de Cataluña, Sport, Interviu, Woman y Cuore tienen la posibilidad de presentar un recurso de casación, cuya interposición estudian sus asesores.

Estos trabajadores --unos 600, la mitad de la plantilla total del grupo-- denuncian que la empresa no ha aplicado a todo el mundo la reducción de empleo y sueldo del 9% pactada con sus empleados en marzo de 2014. Quienes no están sujetos a convenio quedaron libres de esa reducción salarial o, en todo caso, fue sensiblemente menor. Por eso reclaman el mismo trato que a los directivos y la devolución de los siete millones por año que han dejado de cobrar.

Argumentos confusos

Los argumentos de los abogados del Grupo Zeta para rechazar dicho incumplimiento, que además de la condena a reintegrar lo descontado podría tener otras consecuencias por haber engañado a la autoridad laboral, son confusos.

De hecho, el mismo 2014 el director de El Periódico de Cataluña, Enric Hernàndez, invitó a un grupo de redactores jefes --el cargo más alto de una redacción sometido a convenio-- a que renunciaran a su contrato laboral y firmaran otro de tipo mercantil, con el argumento de que el cambio les permitiría escapar a la reducción salarial. Solo cinco de ellos aceptaron la propuesta.

En cualquier caso, dentro de dos meses vence el ERTE. El compromiso inicial es que los trabajadores recuperen ese 9% de reducción salarial y de jornada temporal pactado en marzo de 2014, lo que supondría encarecer los gastos de personal en 7 millones anuales.