Menú Buscar
Anesdor ha llevado a Barcelona, de izquierda a derecha, a su secretario general, José María Riaño, el presidente, Juan Carlos Andrés y al responsable de movilidad, Pedro Javier Díez.

La patronal de las dos ruedas critica el “año perdido” con la Administración para la reforma fiscal del sector

El ciclo electoral ha congelado la negociación de Anesdor con el Gobierno central, los autonómicos y los ayuntamientos 

4 min

La patronal del sector de las dos ruedas en España, Anesdor, reclamó este jueves desde Barcelona una reforma de la fiscalidad del sector para fomentar la adquisición de nuevos vehículos y, en consecuencia, solucionar sus dos grandes problemas: la siniestralidad y la contaminación.

Pero 2015 ha sido un “ejercicio perdido” para lograr este objetivo, en palabras del secretario general de la organización, José María Riaño, por el ciclo electoral. Los comicios locales, autonómicos y generales han paralizado cualquier posible avance en este sentido.

El directivo reconoció que la reforma fiscal que plantean es “compleja” porque es necesario un “entendimiento entre la Administración local, la autonómica y la estatal para buscar una solución, y este año no ha sido posible”.

Las incertidumbres en cuanto al futuro Gobierno central contienen en optimismo de la patronal para alcanzar la ansiada reforma a corto plazo. “Pero sigue siendo una prioridad”, sentencia Riaño, porque la carga fiscal en la primera matriculación de motocicletas en España puede llegar al 40,7% del coste del vehículo frente al 27,3% de tipo impositivo máximo de Italia o el 24,49% de Francia.

Marque móvil de 14,7 años

Anesdor recordó que la edad media del parque móvil de motocicletas en España es de 14,7 años, frente a los 12,7 de los turismos. Además, el 69% de todas ellas tienen más de siete años de antigüedad. El mercado de ciclomotores se ha convertido en residual y a lo largo de todo 2015 sólo se vendieron 15.999 unidades (avanza el 9% respecto al ejercicio anterior).

La principal consecuencia de tener vehículos viejos en la calzada se refleja en los datos de siniestralidad. La edad media de las motocicletas implicadas en accidentes mortales ha aumentado en 1,7 años frente al 0,3 de los turismos y las que estuvieron implicadas en accidente tenían una vida útil media de 12,5 años.

Revisiones pendientes

La crisis disparó de forma substancial la edad media de los vehículos. No había dinero ni para renovar el vehículo y, lo más peligroso según la patronal, ni para pasar las revisiones. “Más del 25% de motocicletas no tienen la ITV al día”, manifestó Riaño.

La recuperación empieza a animar el sector pero sin alcanzar las cifras necesarias para compensar el incremento de movilidad, la principal razón de los accidentes según la Dirección General de Tráfico (DGT).

El mercado de las dos ruedas creció el 18,3% en España el pasado ejercicio (147.594 unidades), mientras que en Cataluña avanzó el 16,6% (38.932 unidades, es el primer territorio en ventas con mucha ventaja). La previsión de 2016 es sumar un nuevo avance del 9,8% (162.000 unidades comercializadas), por lo que el crecimiento se modera.

Reformas reclamadas

El sector de las dos ruedas reclama una reducción del 50% en la tasa de matriculación; que el impuesto especial sobre determinados medios de transporte (IEDMT) se traslade a la tasa de circulación; que el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (IVTM) tenga en cuenta la potencia física y no la cilindrara y contemple los criterios medioambientales, y que se aplique el IVA reducido en elementos de seguridad básica, como el casco.

Anesdor mantiene que peleará para conseguir ese objetivo.