Menú Buscar
Salvador Guillermo (izquierda) y Valentí Pich (derecha).

La patronal catalana, optimista por la evolución de la economía

Foment del Treball señala que España y Cataluña se consolidan como un actores de peso en las exportaciones mundiales y atraen a más inversores

4 min

El empresariado catalán es optimista con la situación económica tanto de España como de Cataluña. Las expectativas de desaceleración del crecimiento en la recta final del año no se han cumplido y Foment del Treball, casi la única patronal que apuntó que el avance del PIB se mantendría en el 3,3% en este periodo, confirmó este miércoles las buenas expectativas.

De entrada, remarca que tanto España como Cataluña empiezan a tener peso en el mapa de las exportaciones mundiales. Las españolas han crecido el 28% en lo que llevamos de año, por encima de la zona euro (24%) o países que suelen ser motores comunitarios como Alemania (15%) o Reino Unido (14%).

Inversión extranjera

La balanza es igualmente positiva en cuanto a atracción de inversión extranjera, aunque los datos son menos exactos en este capítulo. El cómputo va con un semestre de atraso y sólo se tienen en cuenta las inversiones que se realizaron hasta junio, por lo que la influencia de la política se conocerá, como pronto, en marzo o abril.

El capital extranjero que llegó a Cataluña en la primera mitad del año creció el 280,3%, según los cálculos de Foment del Treball. Se trata del incremento más fuerte en el conjunto de la inversión que se registró en todo el país, donde la media global se situó en el 73,4%.

Construcción e inmobiliario

Por sectores, las inversiones más importantes se registraron en la construcción y el inmobiliario. El director de estudios económicos de la patronal, Salvador Guillermo, cree que este avance responde al stock que hay en el mercado y los precios atractivos.

El avance industrial también es destacable, aunque algo menor. Si la construcción e inmobiliario representan el 49% del total, la industria se quedan entre el 15 y el 16%.

Reducción del paro

La patronal estima que el avance de la actividad económica propiciará que la tasa de paro baje del 20% en las Navidades de 2016 a nivel español y se sitúe próximo del 15% en Cataluña en el mismo periodo. En cuanto a la temporalidad de las nuevas contrataciones, Foment indica que se trata de algo que se limitará a medida que avance la ocupación. Prevé que a medida que baje el número absoluto de desocupados los empresarios estarán más interesados en mantener a los “buenos trabajadores” en plantilla.

El componente político también está presente en este ámbito. Guillermo afirmó que los anuncios de que se revertirá la reforma laboral propician que “algunos empresarios se replanteen contratar a tiempo indefinido o esperen a ver qué ocurrirá”.

Mensaje político

No fue el único mensaje que la patronal catalana mandó a los candidatos del 20D. A poco más de una semana de las elecciones, Foment del Treball reafirmó que se necesita un nuevo modelo de financiación autonómico más ventajoso para todas las comunidades del arco Mediterráneo, no sólo Cataluña, y que serviría para limitar su déficit. El presidente de la comisión de Economía y Fiscalidad, Valentí Pich, también puso sobre la mesa la necesidad de abrir el debate sobre “cómo se ordenan los impuestos estatales”.

En cuanto a la fuga de empresas en Cataluña por el procés, tanto Guillermo como Pich se remetieron a las declaraciones anteriores del presidente de la patronal, Joaquim Gay de Montellà. Indicaron que la fiscalidad más ventajosa de otras comunidades también es un elemento de peso a la hora de decidir un cambio de domicilio fiscal y recordaron que los datos exactos se obtendrán en los informes de coyuntura económica posteriores.