Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Joaquim Gay de Montellà, presidente de Foment del Treball.

La patronal catalana asegura que ha llegado el momento de subir salarios

Foment del Treball reconoce el esfuerzo de los sindicatos en la aplicación de medidas laborales para superar la crisis y plantea incrementar el salario mínimo interprofesional

4 min

La patronal catalana Foment del Treball aseguró este lunes que ha llegado la hora de plantear el incremento de los salarios en España. En un momento en el que el PIB cerrará el ejercicio con un crecimiento del 3,5%, por encima de la media europea, y se prevé que avance entre el 2,7% y el 3% en 2016, según los cálculos de la institución, su presidente, Joaquim Gay de Montellà, manifestó en un encuentro con periodistas que los empresarios “deben ser generosos”.

Apuesta por “continuar con la reforma laboral”, pero no sólo para aplicar nuevas medias e incrementar la productividad del tejido empresarial español. Gay de Montellà plantea “cuestionar el salario mínimo interprofesional” y reconoce el esfuerzo de los sindicatos de los últimos años para asegurar la recuperación con la introducción de medidas laborales para superar la crisis, como la flexibilidad laboral; un “cambio espectacular del mundo del trabajo”.

Creación de ocupación asegurada

Foment del Treball considera que la creación de ocupación está garantizada en el próximo ejercicio. El informe de coyuntura económica de la institución presentado la semana pasada apuntó que la tasa de paro estará por debajo del 20% en el conjunto del Estado y cerca del 15% en Cataluña en el cuarto trimestre de 2016. Y si hay más empleo, se valorará económicamente la calidad del trabajador y sus conocimientos.

El presidente de la patronal considera que “sin formación, no se obtendrá un buen salario”. Ese será uno de los puntos en los que se centrará los esfuerzos de la organización en el próximo ejercicio, junto al avance de la innovación y el refuerzo de la internacionalización de las empresas que forman parte de Foment de Treball.

Inestabilidad política

Gay de Montellà no espera que el contexto político después de las elecciones del 20D influya negativamente en el crecimiento económico. De entrada, recordó que el frenazo del PIB español que se esperaba para la última parte del año ha sido más suave de lo previsto, una señal positiva sobre la mala influencia de la incertidumbre política en la economía.

En cuanto al resultado de las elecciones generales del domingo, la patronal catalana dice que es positivo que los partidos negocien entre ellos para conformar gobiernos estables. “La clase política se deberá acostumbrar a trabajar en coalición, en el mundo empresarial hace años que lo hacemos”, dice Gay de Montellà.

Reforma fiscal

Tras aplaudir las “coaliciones, alianzas y el tener que apoyar a grupos que no están en línea con alguna de las visiones de los partidos”, reivindicó el “diálogo, la negociación y el pacto que siempre hemos pedido”.

Unas palabras que hacen referencia al caso catalán, donde la patronal se distancia desde 2012 del procés y pide que se rehagan los puentes entre el Gobierno central y el regional para conseguir mejoras en la fiscalidad, algo que considera que los partidos que conformen el nuevo Congreso no podrán eludir.

Reformas aseguradas

En cuanto a la posible derogación de las reformas impulsadas los últimos años que se incluyen en los programas electorales del PSOE y Podemos, la patronal catalana no contempla que se llegue a ese extremo.

“Quien quiera participar en la vida democrática deberá reconducir sus actuaciones para que quepan en el actual mundo globalizado y en la Europa unida”, aseveró su presidente, “las propuestas y los sistemas que son diferentes a los que se han aplicado en los últimos 100 años ya no tienen sentido, no toca”.

Foment del Treball es optimista sobre el futuro económico de España. Da por finalizada la recesión y considera que el crecimiento del PIB ha devuelto al país dónde le corresponde a nivel europeo, “junto a Francia y Alemania”.

Destacadas en Business