Menú Buscar
Salvador Guillermo (izquierda), director de Economía de Foment del Treball, y Valentí Pich (derecha), presidente de la comisión de Economía y Fiscalidad.

La patronal catalana advierte de que la falta de Gobierno afecta a la actividad

Foment del Treball muestra cómo se han depreciado los indicadores de expectativas de crecimiento y pide responsabilidad a los políticos para no frenar la recuperación

4 min

La gran patronal catalana alertó este martes de que la inestabilidad política que se vive en el país por la falta de un Gobierno central “pasa factura a la situación económica”, en palabras del director de economía de Foment del Treball, Salvador Guillermo.

El último Informe de Coyuntura publicado muestra cómo entre enero y febrero se registró una “fuerte caída del Índice de Sentimiento Económico para España de 4,6 puntos, mientras que la reducción para la zona euro fue de 3,3 puntos”, señala el documento. El Índice de Confianza Empresarial del INE también recoge el escenario pesimista al registrar la primera bajada en dos años y medio.

Las menores expectativas de crecimiento también se reflejan en los indicadores de confianza del consumidor, que bajó de los 99,1 putos de enero a 95,2 en tan sólo un mes.

Escenario más negativo que en Europa

Se trata de un escenario más negativo del que se percibe en el resto de la Unión Europea --y del mundo si se amplían miras-- que también vive su propio momento pesimista por varios factores como el miedo de que el frenazo de la economía china sea mayor del reconocido oficialmente, las consecuencias de la caída del precio del petróleo o las incertidumbres del Brexit. Con todo, el mismo Guillermo afirma que los “elementos analíticos” muestran de forma clara que el avance del PIB está asegurado.

La patronal catalana contempla que la economía española se expandirá entre el 2,7% y el 2,5% en el ejercicio en curso. Se muestra más conservadora que las previsiones del FMI (2,7%), la Comisión Europea (2,8%) y la OCDE (2,7%).

Mayor ralentización

Se trata de unos datos muy positivos y que mantienen a España en cabeza de los 28 en crecimiento del PIB, sin llegar al 3,2% que se ha registrado al cierre de 2015. Ya se contemplaba que este ritmo no se podría mantener de forma sostenida al mismo nivel más tiempo.

Foment del Treball advierte de que la incertidumbre política incrementa la ralentización y pide “responsabilidad” a los políticos para “buscar las soluciones que ellos crean oportunas para abordar los problemas que persisten, como el elevado nivel de paro o la necesidad de reimpulsar la construcción”, manifestó Guillermo.

Continuar las reformas

Es necesario continuar con las “reformas estructurales”, algo que sólo se podrá abordar con un “gobierno fuerte y estable”. ¿Un guiño entre líneas a la gran coalición? La patronal asegura que no es su papel pronunciarse sobre la conformación de nuevos gobiernos.

El presidente de la comisión de economía y fiscalidad, Valentí Pich, se limitó a declarar que hay varios factores que se deben tener en cuenta ante el futuro escenario político español. El primero es que la inercia económica actual es “muy positiva”; que el ambiente internacional está “enrarecido” y que apunta una cierta ralentización y que se debe tener en cuenta que “todo lo que hagamos ahora nos lo encontraremos en el futuro”.

Deberes para la CE

Foment del Treball también dejó claro que no se está ante un escenario de una nueva recesión, fatal por los problemas básicamente sociales que se arrastran tras la crisis, pero pide que se tengan en cuenta los riesgos que expone.

También pone deberes para la Comisión Europea. En este caso, reclama un liderazgo fuerte para relajar la corrección del déficit público de España, la única forma de fomentar que prosiga la recuperación económica del país.