Menú Buscar
Philippe Salle, director y consejero delegado de Grupo Elior, y una imagen aérea del Liceo Francés de Barcelona.

La multinacional del cátering del Liceo Francés señala al agua como culpable de la intoxicación

Las autoridades sanitarias mantienen la tesis inicial de que un microorganismo en un alimento sólido causó el brote, aunque la investigación aún está en marcha

3 min

El responsable del servicio de restauración del Liceo Francés de Barcelona se ha desvinculado de la intoxicación en el comedor del centro que afectó a unos 60 párvulos y personal de la escuela de la semana pasada. Philippe Salle, director y consejero delegado de la multinacional francesa Elior, manifestó este martes que su investigación sobre el origen del brote ha concluido que fue el agua que se sirvió a los pequeños la que provocó el episodio de vómitos y diarrea.

“El catering que se sirvió no tiene nada que ver, fue el agua. Es culpa de la ciudad”, declaró en un encuentro con la prensa en la sede Areas, empresa que como Serunion, la contradata por el Liceo Francés, es su filial. Salle explicó asimismo que tienen en marcha un protocolo de regulación muy riguroso que se aplica cada semana en los 18.600 restaurantes y puntos de venta de comida y bebida que la multinacional gestiona en 13 países a través de distintas marcas.

Negocio de Elior

Gestionar comedores de escuela supone el 19% del total del portfolio de Elior, por detrás de los servicios de restauración a empresas y fábricas (el 33%) e igual que el negocio que consiguen en hospitales y centros sanitarios (19%). “Los problemas pueden aparecer” y para hacerles frente lo mejor son los “controles exhaustivos, diferentes en cada país”, manifestó Salle.

La división de catering es la primera del grupo. El 29% restante de la facturación se obtiene en concesiones en aeropuertos, autopistas y estaciones de trenes, operadas a través de la filial española Areas.

Investigación pública en marcha

La conclusión de Elior contrasta con la de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), que mantiene la tesis inicial de que un microorganismo que se encontraba en un alimento sólido propició la intoxicación en el Liceo Francés. La investigación aún está en marcha, en fase de laboratorio y analítica tras la obtención de “muestras oficiales de forma muy cuidadosa y garantista”, indican fuentes de la institución.

Por el momento, y tras personarse y fiscalizar la operativa en el centro educativo y en las cocinas de Serunion (Elior), la única indicación que se ha decretado es la de “extremar la higiene de los manipuladores”.

Doctora de la escuela

La agencia indica que el brote es similar a los que hace frente de forma habitual en otros servicios parecidos de Barcelona. Lidia con una treintena de casos al año, aunque los mismos interlocutores señalan que en esta ocasión ha generado “angustia y malestar” al verse afectados los niños más pequeños del centro, de P3 a P5.

La ASPB agradece la colaboración de la doctora interna en el Liceo Francés tras aparecer los primeros síntomas de la intoxicación y señala que es una figura clave para realizar el seguimiento de los niños afectados y aplicar medidas preventivas. La principal: extremar la higiene de todos los trabajadores del comedor.