Menú Buscar
El empresario chino Gao Ping en una imagen de archivo en la entrada de la Audiencia Nacional / EFE

La juez del ‘caso BPA’ da un paso atrás en una de las derivadas de la intervención del banco

Mingorance reconoce que no tiene competencias para investigar a 23 antiguos directivos de la entidad sobre la empresa Redder, vinculada al presunto mafioso Gao Ping

2 min

La juez que investiga a Banca Privada d’Andorra (BPA), Canòlic Mingorance, ha reconocido esta semana que no dispone de las competencias necesarias para investigar una derivada de la caída de la entidad del Principado, la causa más mediática que gestiona su juzgado. En un auto publicado el jueves, la magistrada indica que ha “constatado de oficio” su imposibilidad de indagar en la causa.

Por ello, abre la tramitación del incidente de “nulidad de actuaciones” y deja sin efecto las “declaraciones establecidas por Providencia de fecha 20 de diciembre”. Es decir, la imputación de 23 antiguos directivos y gestores del banco andorrano por su presunta vinculación con la empresa Reeder, el eje central de esta causa.

Presunta vinculación con el ‘caso Gao Ping’

Especializada en el traslado de residuos, esta compañía estaría vinculada con otro escándalo judicial que salpica a la plaza financiera de Andorra: el caso Gao Ping. Hay indicios de que esta sociedad era una de las que utilizaba el presunto mafioso chino para lavar dinero en el país. Mignorance planteó en el primer escrito que los trabajadores de BPA habrían colaborado el blanqueo gracias a la simulación de ingresos y reintegros en efectivos --denominados “operaciones de compensación”-- a través de una tercera empresa que estaba radicada en Panamá.

La juez también señalaba a 72 clientes que habrían participado en estos procedimientos. Creía que podrían haber ingresado en sus cuentas de BPA 35 millones de euros “de los que no se les pidió ningún tipo de justificante sobre el origen”.