Menú Buscar
Jaime García-Legaz, secretario de Estado de Comercio.

La inversión extranjera en Cataluña creció casi el 58% el año pasado

La Comunidad de Madrid atrajo 10.093 millones, el 46,55% del total y más del doble que las cuatro provincias catalanas

Redacción
2 min

La inversión extranjera bruta creció el 57,8% en Cataluña a lo largo del año pasado. La comunidad recibió 4.783 millones de euros de empresas internacionales para impulsar proyectos de toda índole, lo que supone el 22% del total nacional. Algo menos de lo recibido por la Comunidad de Madrid.

Así lo reflejan los datos del Registro de Inversiones Extranjeras que el Ministerio de Economía y Competitividad ha hecho públicos este lunes. Para el Gobierno central la cifra no tiene relación con el procés, sino al contrario. “Es un dato de confianza que revela la nula credibilidad que tiene el proceso independentista para los extranjeros”, manifestó el secretario de Estado del departamento, Jaime García-Legaz, quien ha insistido en que “no invertirían si le dieran una probabilidad”.

Duplicación de las desinversiones

También declaró que el avance se relajaba hasta el 53,1% si se contabilizaban las desinversiones, un “lectura mucho más equilibrada” que aún se sitúa en la cabeza del país. Las salidas se han duplicado, al pasar de 302 millones de 2015 a 603 registrados en el conjunto del año pasado.

Asimismo, García-Legaz indicó que Cataluña se beneficia del “efecto sede” de Barcelona. Muchas multinacionales extranjeras están radicadas en la ciudad, por lo que se reflejan allí los incrementos de capital y de capacidad productiva que se hayan aprobado en el conjunto del ejercicio aunque, al final, el beneficio se lo lleve otra comunidad, la que acoge la factoría o el centro de trabajo en el que se materializará la inversión.

Nuevo liderazgo de Madrid

Madrid también se beneficia de esta inconcreción contable. Los 10.093 millones que regaron la capital la sitúan como el territorio que lidera la lista de inversiones internacionales, con el 46,5% del total. El dato da un toque de atención al gobierno de Cristina Cifuentes, ya que muestra un descenso del 1,2% si se comparan con las cifras de 2014.

En el conjunto del país, la inversión extranjera creció el 9,6% hasta los 22.695 millones.