Menú Buscar
Helena Guardans, cosejera delegada de Sellbytel en la principal sede del grupo en Barcelona.

La fórmula de éxito de Sellbytel: ‘millenials’ en BCN por menos de 20.000€ al año

El gigante de los servicios externalizados capitaneado por Helena Guardans emplea a más de 3.000 personas, el 15% de ellas son españoles

14.06.2016 13:36 h.
5 min

En un mundo en el que las empresas subcontratan cada vez más servicios, los grupos decanos del sector son los que copan los principales contratos y cierran ejercicio tras ejercicio con crecimientos de dos dígitos. Este es el caso de Sellbytel, la firma alemana que forma parte del gigante estadounidense BBDO, cuyo principal hub de trabajo se encuentra en Barcelona. Da empleo a más de 3.000 personas, aunque el impacto económico en el país viene más por el capítulo fiscal que en materia de ocupación, ya que solo el 15% de la plantilla es española.

Capitaneado por Helena Guardans, nieta de Francesc Cambó, aplica desde hace 15 años una fórmula que le propició cerrar 2015 con una facturación de 110 millones, el 20% más que el año anterior. Usa el atractivo de Barcelona, una marca muy bien posicionada, para atraer a jóvenes extranjeros de como mucho 29 años que pasan de media 18 meses en Cataluña y cobran entre 16.000 y 20.000 euros anuales.

Cuidar la ciudad

La empresaria ha dado esta mañana un toque de atención al equipo de Ada Colau cuando ha dicho que si la “maravillosa” ciudad actual es admirada en todo el mundo se debe a que durante años “mucha gente pensó un plan estratégico”.

“No se pude vivir del día a día”, afirmó. Mantuvo que si se dejan de planificar cosas para el futuro en el municipio, “en dos o tres años” perderán valor.

Búsqueda de perfiles

El 30% de los trabajadores de Sellbytel Barcelona ocupa puestos de responsabilidad, aunque el perfil de este grupo (y sus retribuciones) es algo distinto. En su mayoría son comerciales o empleados que han destacado por sus resultados y se les ofrece una promoción.

La búsqueda de perfiles tiene lugar en las redes sociales y en los grandes portales de búsqueda de empleo on line, aunque el 35% se hace mediante el boca-oreja de los trabajadores. Reciben un bonus si uno de los empleados que captan pasan seis meses en la compañía. Una vez se incorporan en el grupo, se les forma específicamente sobre el servicio que ofrecerán.

Solvencia lingüística

Guardans asegura que lo más importante son los idiomas. Hablan 28 lenguas en la compañía y es requisito indispensable para entrar a trabajar que la solvencia lingüística sea a nivel nativo. Importan también los acentos.

Si se da servicio al mercado de Brasil no vale contratar a alguien nacido en Portugal. “Los más complicados de cubrir son los que hablan alemán suizo o francés suizo; además, no nos gusta el demasiado el acento galo del sur”, indicó la consejera delegada de Sellbytel en Cataluña. La empresaria tiene una participación minoritaria de la filial española y forma parte del consejo directivo de la casa madre, cuyo headquarter está situado en Nuremberg (Alemania).

Lamenta, asimismo, los problemas para atraer a millenials germanos. “Allí no hay paro”, manifestó. Por ello iniciaron una prueba piloto en Mallorca para captar a empleados que realizan teletrabajo. Aunque la media de edad es superior.

Clientes

Sellbytel Barcelona trabaja principalmente con grandes clientes tecnológicos y grupos de moda. HP fue uno de los primeros, seguido de Google (dan servicio a empresas), Twitter, BBVA, Mondelez (la antigua Kraft Foods) o compañías como Mango, Desigual y las marcas premium de Inditex, Üterque y Massimo Dutti.

Guardans criticó a las compañías de servicios externos que solo apuestan por el precio y aseguró que el capítulo económico no es el único que pesa a la hora de conseguir nuevos contratos; “los clientes también buscan calidad y eficiencia”. Lamentó el desconocimiento general del sector y la mala imagen del outsourcing por lo que considera que son malas prácticas de la competencia, especialmente en el capítulo laboral.

La filial tiene previsto crecer un 5% en ingresos en el ejercicio en curso. La directiva asegura que es un pronóstico conservador.
¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información