Menú Buscar
El Banco de España ha anunciado los datos de la deuda pública del primer trimestre de 2016.

La deuda pública cierra 2015 en 1.070 billones de euros, incumpliendo el objetivo de déficit

En porcentaje del PIB desciende tres décimas, hasta el 99%, como consecuencia del crecimiento de la economía española entre octubre y diciembre

Redacción
2 min
La deuda del conjunto de las administraciones públicas se situó en el cuarto trimestre de este año en 1,070 billones de euros, 7.562 millones de euros más que en el trimestre anterior, según los datos ofrecidos este martes por el Banco de España.

Sin embargo, en porcentaje del PIB desciende tres décimas, hasta el 99%, como consecuencia del crecimiento de la economía española entre octubre y diciembre.

Supera el objetivo fijado por Bruselas

Este porcentaje es, al cierre de 2015, tres décimas superior al objetivo del Gobierno para todo el año, que se sitúa en el 98,7%, de acuerdo con la última actualización del Programa de Estabilidad remitido a Bruselas.

En términos interanuales, la deuda pública repuntó en el tercer trimestre un 3,5%, mientras que en relación con el trimestre anterior, registró un avance del 0,7%.

Del total de la deuda pública en manos de las administraciones públicas, el 87,7% (938.799 millones) se corresponde con el endeudamiento de la Administración Central, mientras que las comunidades autónomas suponen el 24,4% de la deuda total (261.268 millones) y las corporaciones locales, el 3,2% (35.147 millones). Por su parte, la Seguridad Social cuenta con el 1,6% de todo el endeudamiento (17.188 millones).

Las CCAA también incrementan su endeudamiento

En cuanto a la evolución de la deuda en el cuarto trimestre en cada una de las administraciones, tanto el Estado central como las comunidades autónomas han incrementado su endeudamiento respecto al trimestre anterior, con un aumento del 0,4% en el caso del Estado y un alza del 3,2% en las regiones.

En el caso de la Seguridad Social, la deuda descendió en nueve millones, con lo que se mantuvo prácticamente estable, mientras que los ayuntamientos lo hicieron en un 4,6%.