Menú Buscar
La demanda interna de las familias ha tirado de la economía española en 2017, que cierra con un aumento del PIB del 3,1% / CG

La demanda interna propulsa el PIB de España

La economía española cierra 2017 con un crecimiento del 3,1% impulsada por la demanda interna de las familias y la inversión

3 min

La demanda interna, la de las familias, y la inversión, y, aunque en menor medida, la demanda exterior. Esos son los principales factores que han propulsado el PIB de España, que cierra 2017 con un crecimiento del 3,1%, según los últimos datos de contabilidad nacional del INE.

Esa fortaleza de la economía española, por encima del 3%, ha dejado el mayor volumen total histórico, con 1,163 billones de euros. En los dos últimos ejercicios España ha recuperado el nivel de la economía anterior a la crisis económica. Lo hizo por primera vez el pasado año, cuando alcanzó 1,118 billones, algo por encima de los 1,116 billones que se lograron en 2008. A partir de aquel año fue descendiendo, hasta los 1,025 billones de 2013, para iniciar un paulatino aumento hasta llegar a 2017.

Inversión en bienes de equipo

Los datos que ofrece el INE muestran que la demanda nacional se incrementó a finales de año, con un aumento del 3,2% interanual en el cuarto trimestre, dos décimas más que en el anterior trimestre. También ha sido notable la aportación de las administraciones públicas, que en la última parte del año creció el 2,4%, un punto más que en el tercer trimestre.

El otro factor importante es el aumento de la inversión, principalmente en bienes de equipo. El gran motor en los últimos años en la economía española, el sector exterior, sin embargo, restó una décima al incremento general por la desaceleración de las exportaciones de bienes y servicios.

Medio millón de empleos más

Esa diferencia ha pasado de un aumento del 5,6% en el tercer trimestre a un 4,4% en el cuarto.

Todos esos datos han posibilitado un aumento del empleo, según los mismos registros del INE, del 2,9% respecto al mismo trimestre de 2016. Eso significa que el incremento ha sido del 2,8% en comparación a todo el año, unos 506.000 empleos más, con un aumento significativo en el último trimestre de 2017 en el sector de la construcción, mientras se mantiene en el sector servicios, con un leve aumento en la industria.