Menú Buscar
Joan Ramon Rovira (izquierda) y Miquel Valls (derecha) en la presentación del estudio de coyuntura de La Cambra.

La Cambra de Comerç, optimista con la evolución de la economía catalana

La institución prevé una ralentización del avance del PIB en el segundo trimestre, aunque se compensa por la evolución positiva de la confianza empresarial y la fortaleza de la demanda interna

6 min

La Cambra de Comerç de Barcelona mantiene el optimismo en el avance económico de Cataluña a pesar de la ralentización mundial. La institución presidida por Miquel Valls revisó ligeramente a la baja la previsión de crecimiento del PIB en los próximos trimestres: pasará del 3,6% de los tres primeros meses del año hasta el 3,3% que se estima entre abril y junio.

Los datos van en línea al último pronóstico de la organización, que situó la expansión del PIB anual en un mínimo del 2,8% por el frenazo en la segunda mitad del año. Lo que diferencia la previsión que hace la Cambra respecto a otras instituciones que ven un futuro más sombrío para todo el país es que el índice de confianza al consumidor en Cataluña, que obtienen con encuestas a sus empresa asociadas, se mantiene en terreno positivo y la demanda interna “es fuerte”.

Confianza empresarial al alza

El indicador de confianza empresarial armonizado de la organización muestra más de 8,2 puntos de diferencial entre el avance catalán y el español para el segundo trimestre. Todos los sectores de actividad mejoran el índice en términos interanuales, aunque el más elevado aún es el del sector de la hostelería y el transporte.

“Cataluña es más fuerte, especialmente en el turismo”, manifestó el presidente de la Cambra. Eventos como el Mobile Word Congress han propiciado que en el primer trimestre el sector (y la ocupación derivada) se mantuviera en positivo. “Y se esperan cifras récord para este ejercicio”, añadió Valls.

Más turismo, sin analizar el gasto

Lo que no entra a valorar la Cambra de Comerç es el gasto que se espera que hagan los visitantes, se limita a indicar que incrementarán en volumen. “El informe de coyuntura muestra una dinámica del sector espectacular que puede alcanzar un máximo histórico en 2016”, declaró el responsable de estudios económicos de la institución, Joan Ramón Rovira.

La Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) alertó en el último informe de perspectivas del sector, presentado a principios de mes, que a pesar de que España era el destino elegido por cada vez más visitantes de todo el planeta, el gasto que hacían todos ellos caía. Es territorio de turistas low cost.

Fortaleza de la demanda interna

Otro de los factores que explica el mayor dinamismo económico en Cataluña sería, según el informe de coyuntura de la Cambra, es que las previsiones positivas de las empresas y los consumidores propician que estén dispuestos a gastar más Por primera vez desde el inicio de la crisis, el indicador de la marcha de los negocios en el comercio ha incrementado en los tres primeros meses del año. Ha pasado del -3,3% al 1,9%.

El consumo aún es el motor de la recuperación, las ventas en el comercio minorista incrementan en los tres primeros meses del año y “no se muestran síntomas de desaceleración”, según Valls. La inversión se mantiene en gran medida porque el crédito a las empresas fluye --especialmente la financiación de menos de un millón de euros-- y se nota en sectores tan sensibles para la economía catalana como la venta de vehículos; y las exportaciones sufren, pero no es dramático para el conjunto de la economía catalana.

Como dato a tener en cuenta, la exportación de bienes en valor ha pasado de una tasa interanual del 5,4% al 1% si se comparan las cifras del cuarto trimestre de 2015 y los dos primeros meses del ejercicio en curso.

Creación de ocupación

La principal consecuencia de este escenario optimista se da en el gran problema en el país: el mercado laboral. “Se ha creado empleo y se seguirá creando”, aseguró Valls.

La tasa de crecimiento en afiliados a la Seguridad Social se mantuvo en el 3,4% en el primer trimestre, por encima también del total registrado en el resto de España: 2,8%. “Las perspectivas es que siga así”, indicó el presidente de la Cambra. La construcción es el sector en el que más crece, aunque también es el que se partía de datos más bajos, por lo que cualquier avance porcentualmente impacta más. Los servicios, con un peso en el sector del 7,8%, son los que explican el 80% de la evolución positiva. Crecieron el 4,2% en el primer trimestre de 2016.

El pronóstico positivo de la institución de cara a la segunda mitad del año también está relacionado con le turismo, ya que en breve empezará la campaña de contratación de la temporada de verano. El problema en este sentido es la precariedad del nuevo empleo y los salarios medios que se pagan, que son bajos. El informe de coyuntura tampoco aborda estas derivadas.