Menú Buscar
La nueva Línea Expansión de Banco Sabadell.

La banca sale al paso de los prestamistas 'on line'

Las entidades tradicionales utilizan internet para competir de pleno con la actividad financiera de empresas tecnológicas

Ana Portolés
4 min

Entre el 2011 y el 2014, conseguir un crédito personal bancario en España era poco menos que imposible. Nuestros bancos, durante los peores años de crisis, cerraron el grifo del crédito y las personas que los necesitaban tuvieron que acudir a los prestamistas privados que, viendo el enorme nicho de mercado, empezaron a multiplicarse en nuestro país.

Cinco años después, las entidades bancarias se dan cuenta de que la jugada les ha salido cara. El consumidor se ha acostumbrado al crédito rápido y sin papeleo del prestamista online, y ahora los tiempos y burocracias del banco le parecen del siglo pasado. Como consecuencia, los bancos han perdido muchos clientes en una de las áreas más importantes de su negocio.

Ofertas bancarias ‘a la altura’

Uno de los primeros bancos en reaccionar lanzando un crédito rápido ha sido el Sabadell. Su Préstamo Expansión al 7,5% nominal presta hasta 5.000 euros a devolver en 96 meses, y la entidad promete tardar solo 24 horas en responder y otras 24 en tener el dinero disponible.

Otra de las ofertas “desesperadas” más atractivas es el Crédito Negocios 10’ de ING Direct. Su principal reclamo, además de que no pide aval, es que garantizan una respuesta en 10 minutos, y aunque el proceso sea 100% en línea, la firma se realiza ante notario.

BBVA también lo intenta con su Préstamo Personal Online al 7,5% nominal, que concede hasta 75.000 euros a reembolsar en 10 años. Aunque no hablan de tiempos concretos, la entidad garantiza una “respuesta rápida”.

Y un caso parecido de intención sin precisar lo encontramos en EVO Banco. Su Préstamo EVO de hasta 50.000 euros a 8 años al 8,45 % nominal se anuncia como “préstamo ágil” con “solicitud y tramitación rápidas”.

Las predicciones de JPMorgan

Jamie Dimon, CEO de JPMorgan, ya advirtió a mediados de 2015 de que es necesario aprender de estas nuevas empresas para evitar que acaben quitándole negocio a los bancos, sobre todo en el ámbito de los pagos y los créditos.

"La mayoría de estas start ups están en el negocio de los préstamos y pueden prestar a individuos y pequeñas empresas con gran rapidez mediante el uso de grandes volúmenes de datos que mejoran la suscripción al crédito", explicaba Dimon. "Conceden en cuestión de minutos préstamos que en los bancos podrían tardar semanas", reconocía.

Tecnología y finanzas

En palabras del gran directivo, “Silicon Valley se está comiendo el almuerzo de Wall Street”, es decir, la tecnología está ganando la partida a los bancos, y ahora es necesario "trabajar duro para hacer nuestros servicios tan transparentes y competitivos como la de ellos" pero también por un muy importante cambio de mentalidad: sentirse cómodos trabajando con colaboradores, "siempre que tenga sentido".

"Tengan la seguridad de que analizamos a todos nuestros competidores pormenorizadamente para aprender de lo que están haciendo y desarrollar nuestras propias estrategias en consecuencia", afirmaba convencido de que aún es posible para la banca recuperar territorio.

De momento, la tecnología avanza a pasos agigantados (incluso han visto la luz nuevas APP de préstamos personales como Fintonic) mientras las entidades bancarias dan sus primeros y tímidos pasos en la buena dirección.