Menú Buscar
Imagen de las oficinas del Deutsche Bank | EFE

La banca europea acumula más de un billón de euros en préstamos morosos

Los créditos problemáticos suponen un 5,43% de los activos de las entidades de la UE, una ratio demasiado elevada pese a haber mejorado ligeramente en el último año

4 min

Los bancos de la Unión Europea (UE) acumulan más de un billón de euros en préstamos problemáticos (NPL), un volumen equivalente al 5,43% de los activos totales de las 131 entidades de 24 países europeos, incluyendo 14 españolas, sometidas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) a un ejercicio de transparencia que señala como los grandes problemas para el sector la elevada morosidad y la baja rentabilidad.

En su análisis, elaborado con datos a 30 de junio de 131 entidades europeas, la EBA cifra en 1,06 billones de euros el importe de los créditos problemáticos de la banca, el 5,43% del volumen de activos, un porcentaje ligeramente inferior al 5,72% registrado en el anterior ejercicio, realizado con datos a cierre de 2015, y se aleja del 6,5% observado a finales de 2014.

No obstante, la EBA advierte de que "más de un tercio de las jurisdicciones de la UE cuentan con ratios de morosidad por encima del 10%" y, a pesar de apreciar signos potenciales de mejoría, la calidad de los activos es todavía débil en comparación con las cifras históricas y de otras regiones.

La morosidad media de los bancos españoles, el 5,96%

En este sentido, las 14 entidades españolas que han participado en el ejercicio desarrollado por la EBA alcanzan una ratio media del 5,96%, equivalente a unos 141.500 millones de euros en créditos en riesgo de mora, situándose en la parte media de los 24 países analizados.

Las entidades de Chipre y Grecia registran los mayores volúmenes de préstamos problemáticos, con ratios del 47,43% y del 46,87%, respectivamente, mientras los mejores resultados corresponden a los bancos de Suecia, con un 1%, y Finlandia, con una ratio del 1,23%.

"Todavía existen diferencias materiales entre países en la calidad de los activos", apunta la EBA, que señala la expectativa del mercado y analistas de experimentar mejoras graduales en la calidad de los activos, aunque estas dependerán en gran medida del éxito a la hora de abordar los impedimentos a la resolución de los créditos problemáticos.

"Uno de los mayores retos"

De este modo, el supervisor bancario europeo señala el saneamiento de los balances de la banca como "uno de los mayores retos" para el sector y considera que requerirá una respuesta coordinada a nivel de la UE, puesto que la baja calidad de los activos supone una de las razones por la que los inversores se muestran remisos de cara a invertir en bancos del Viejo Continente.

"Niveles elevados de morosidad son motivo de preocupación para los bancos de manera individual, para los países y para el conjunto del sector. Los niveles elevados de morosidad están correlacionados directamente con una baja rentabilidad y se asocian también con una ineficiente asignación de capital en la economía, ralentizando la recuperación", añade la EBA.

En ese sentido, la EBA apunta que la rentabilidad media sobre recursos propios (RoE) se sitúa en el 5,7%, lo que supone un retroceso de más de 100 puntos básicos en relación a junio de 2015, aunque mejora las lecturas de finales de 2015 y 2014. Esto es debido fundamentalmente a la caída del 8,8% de los ingresos operativos, mientras los gastos por operaciones disminuyeron un 3,6%,