Menú Buscar
Esther Puigcercós, directora general de la Associació de Bancs Andorrans (ABA), en una imagen de archivo / CG

La banca andorrana reduce el 8% los beneficios en un año

La patronal del sector reconoce que Crèdit Andorrà, Andbank, MoraBanc y BancSabadell d’Andorra ganaron 168 millones en 2015, 20 menos que el ejercicio anterior

Redacción
15.02.2016 19:50 h.
3 min

La banca de Andorra perdió el 8% de sus beneficios a lo largo de 2015. El tropiezo es del sector en general, según los datos facilitados por la Associació de Bancs Andorrans (ABA) este lunes. La radiografía cuenta con datos de Crèdit Andorrà, Andbank, Mora Banc y Banc Sabadell Andorra.

Los resultados del conjunto de entidades se quedaron en 168 millones frente a los 188 millones registrados en 2014. A pesar del tropiezo, la directora general de la ABA, Esther Puigcercós, realizó una lectura positiva sobre la ejercicio: “El cierre muestra que nos movemos en términos de volumen de recursos gestionados y depósitos ligeramente superiores a los de hace un año”.

Más recursos y depósitos

Los recursos se incrementan el 2,3% respecto a 2014 y el volumen agregado de la actividad de las cuatro entidades asciende a 44.982 millones, 1.017 millones más que el ejercicio anterior. La ABA indica que los depósitos de particulares crecieron por encima de los recursos fuera de balance hasta los 11.178 millones (el 3,5% más).

La ejecutiva argumentó que los resultados presentados “están influidos por los bajos tipos de interés de la Unión Europea, que presiona a la baja el margen financiero, y por los costes crecientes derivados de la expansión internacional y de la adaptación del nuevo marco normativo del sector bancario europeo”. Nada dicen, sin embargo, de la mejoría general de la economía en 2015 en la zona del euro.

¿Confianza de los clientes?

Puigcercós aseguró, asimismo, que los datos del sector de 2015 demuestran cómo “los clientes siguen confiando en la fortaleza y la reputación de la banca andorrana como la mejor alternativa de diversificación para sus ahorros”. El informe de la patronal no indica el capital que se ha retirado en los últimos meses del país como consecuencia de la pérdida de la confidencialidad de los fondos tras el pacto del gobierno de Antoni Martí con la Comisión Europea. Mantiene que los clientes han reaccionado de forma positiva a esta adecuación y al proceso de intervención de Banca Privada d’Andorra (BPA), la protagonista del año que está pendiente de resolver y con múltiples litigios judiciales abiertos.

Es la primera vez en la historia que la ABA presenta públicamente los datos de las entidades en activo en el país. La institución advierte de que se trata de datos provisionales que no han sido ni auditados y en casi la mayoría de los casos aún deben ser ratificados por los accionistas. No han sido desglosados por bancos.

La patronal mira con optimismo el cierre provisional de 2015 y espera que los datos consolidados acerquen los beneficios al resultado del año anterior.