Menú Buscar
Felipe Benjumea, en primer término, y Manuel Sánchez, el día del estreno bursátil de Abengoa en el Nasdaq / EFE

La antigua cúpula de Abengoa tiene 24 horas para pagar una fianza de 15,9 millones

La Audiencia Nacional acepta la querella contra el ex presidente del grupo, Felipe Benjumea, y el antiguo consejero delegado, Manuel Sánchez Ortega

Redacción
2 min

Los antiguos dos máximos responsables de Abengoa disponen de 24 horas para abonar 15,9 millones de euros en concepto de fianza ante la Audiencia Nacional. Así se lo reclama la magistrada del alto tribunal Carmen Lamela tras admitir a trámite la querella presentada por propietarios de bonos del grupo de energía renovable contra el ex presidente, Felipe Benjumea, y el ex consejero delegado, Manuel Sánchez Ortega.

El Juzgado Central de Instrucción número 3 considera que existen indicios de que ambos concurrieron en delitos de administración desleal. La acusación afirma que Sánchez también incurrió en un delito de uso de información privilegiada para minimizar su agujero patrimonial por la caída de la compañía.

Indemnización

Los 15,9 millones se han calculado por las indemnizaciones que cobraron ambos ejecutivos. Bejumena se llevó 11,48 millones y Sánchez Ortega otros 4,48.

Además de la imputación y la petición de fianza, Lamela ha requerido información a la compañía andaluza sobre la forma en que se realizaron los pagos.

La CNMV también deberá remitir a la Audiencia Nacional la documentación sobre las operaciones de compraventa de acciones de la empresa desde el pasado 1 de julio y la auditora Deloitte una copia de su último informe sobre las cuentas y resultados de la firma de energías renovables.

"Grave repercusión" en la economía

En su auto, la Lamela justifica la competencia de la Audiencia Nacional en que los hechos investigados podían haber tenido una "grave repercusión" en la economía española. Esta valoración tiene en cuenta las cantidades que se imputan a los querellados como "cobradas indebidamente", así como el "perjuicio patrimonial" ocasionado al conjunto de bonistas perjudicados.

La magistrada ha dado un plazo de tres días a los querellantes, que adquirieron bonos por 103.970 euros, para que respondan si debe declarar compleja la causa. Su abogado, Felipe Izquierdo, denunció la "horrible" gestión de quienes fueran los máximos gestores de Abengoa. Resaltó especialmente las indemnizaciones o contraprestaciones contractuales millonarias que percibieron estos, pese a conocer la "auténtica realidad económico-financiera de la empresa".