Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ángel Ron, presidente del Banco Popular, se dirige a la junta de accionistas de 2016 / EFE

La ampliación de capital exprés del Popular le hace un agujero del 30%

Los mercados desconfían de la operación anunciada por sorpresa y que hace temer una infradotación de las provisiones por activos perjudicados

Redacción
2 min

El Banco Popular ha perdido más de un 30% de su valor bursátil en tan solo dos sesiones después de que su dirección anunciara una ampliación de capital por sorpresa de 2.500 millones de euros.

En la primera jornada, el jueves, los títulos del Popular perdían un 25% y en la de hoy, viernes, un 8%. Si el aumento de capital equivalía nada menos que al 50% de la capitalización total en el momento de su anuncio, hoy supone casi al 70%.

Las dotaciones

Los mercados se han visto sorprendidos por una ampliación de un volumen que solo puede servir para hacer dotaciones extraordinarias de activos peligrosos.

Y eso solo puede pasar en caso de que hayan sufrido un grave y rápido deterioro, que habría sido percibido por el mercado porque no habría afectado solo a este banco, o de que no hayan sido correctamente valorados y, en consecuencia, las provisiones estén infradotadas.

Algunas voces especulan con la posibilidad de que el movimiento pueda estar orientado a una operación de fusión con otro banco, una posibilidad que los mercados no deben contemplar en serio porque, de lo contrario, la acción habría subido de valor.

PWC y Ron

Por esa razón, todas las miradas se dirigen a PriceWaterCooper, la compañía que audita las cuentas del banco desde hace 25 años. Sus análisis son los que permitieron a Ángel Ron, presidente de la entidad, afirmar hace mes y medio en la junta de accionistas que el balance del banco era “sólido y fuerte”, lo que no cuadra con las prisas de esta ampliación y mucho menos con la desaparición de los dividendos.

Los analistas también empiezan a cuestionar el papel de Ron, en cuyo mandato el banco ha perdido un 95% del valor en bolsa. Es verdad que todo el sector está en horas bajas, pero no todos sus directivos se han subido el sueldo un 50% entre 2013 y 2014 y quizá tampoco tienen un fondo de pensiones de 7,7 millones dotado por el banco.