Menú Buscar
José Luis Escrivá, presidente de la Airef / AIREF

La AIReF rebaja su previsión de crecimiento del primer trimestre

El organismo mantiene que el PIB catalán crecerá el 0,78% hasta marzo, aunque la cifra está muy vinculada al camino que se tome en la nueva legislatura

3 min

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha recortado sus previsiones de crecimiento para el país. Rebaja del 0,83% al 0,75% la estimación de avance del PIB en el primer trimestre del ejercicio que acaba de empezar y deja en el 0,82% el pronóstico del cuarto trimestre de 2017. Una cifra que está algo por debajo del 0,86% que contemplaba en su modelo Mipred, en el que se describe la tasa de crecimiento en tiempo real.

El organismo presidido por José Luis Escrivá ha decidido moderar su optimismo económico tras conocer los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social de diciembre. Unas cifras que demuestran que el descenso del desempleo ha sido inferior en el último ejercicio que el que se había registrado en 2015 y 2016.

Previsiones para Cataluña

En cuanto a los efectos del proceso independentista catalán, la AIReF eleva sus previsiones de avance del PIB para el último trimestre del año. Asegura que la economía de la comunidad crecerá el 0,71% en lugar del 0,68% previsto hace tan sólo unas semanas y mantiene en el 0,78% sus proyecciones para los tres primeros meses del año.

Aunque esta cifra está muy vinculada a lo que ocurra en el inicio de la próximas legislatura, que empezará el 17 de enero con la constitución del nuevo Parlament. Y es que los pronósticos del organismo están muy vinculados a si se prolonga o no la inestabilidad y la incertidumbre en el territorio.

Cuánto dura la inestabilidad

En noviembre indicó que el impacto en la economía española podría ser de cuatro décimas si la crisis política es temporal. Es decir, unos 4.000 millones de euros. Aunque la cifra podría elevarse hasta 1,2 puntos de PIB si se prolonga en el tiempo. O, lo que es lo mismo, 13.000 millones de euros y una reducción del 1,5% en el avance del PIB.

Estima que el crecimiento de Cataluña podría caer entre el 0,7% y el 2,7%. Dos puntos de distancia que dependen de cuánto dura el desafío secesionista.