Menú Buscar
Imagen de unos kiwis / CG

Los kiwis entran en la Península por Tarragona

El enclave catalán mueve 160.000 toneladas de fruta al año, entre 35 contenedores y 40 contenedores a la semana

18.05.2017 00:00 h.
3 min

El Puerto de Tarragona se ha convertido en un referente en la importación de fruta. Desde el enclave catalán aseguran que casi el 100% de los kiwis y piñas que se consumen en España y Portugal se importan a través de estas instalaciones.

Pero estos no son los únicos productos. De Centroamérica se transportan principalmente piña, yuca y plátanos, que llegan semanalmente a la terminal portuaria, y desde Sudamérica llegan manzanas, uvas y otras frutas frescas.

En exportación, destaca la fruta fresca. Sobre todo, cítricos como las clementinas; y también peras y manzanas, que se exportan a Israel, Canadá, Nigeria y Senegal.

Tarragona, el 'hub' de la fruta

“Tarragona es un hub de distribución de fruta de contratemporada a otros puertos del Mediterráneo”, explican, y añaden que “la terminal intermodal del puerto es un enlace hacia el centro de España por ser uno de los puertos mejor conectados del país”.

La instalación portuaria está gestionada por Fruport, el mayor operador español del sector, que tiene su cede central en Tarragona. Tiene una capacidad de 20.000 metros cuadrados, aptos para 17.000 palés de productos.

El enclave tarraconense dispone de dos áreas dedicadas exclusivamente al tráfico de fruta, con rampas ro-ro, una línea de atraque de 350 metros y 230 metros respectivamente.

Además, también dispone de un terminal de contenedores que complementa los servicios a la exportación, como, por ejemplo, picking, consolidación, controles de calidad y etiquetado.

Referente en Europa

“Las ventajas principales respecto a otros puertos más cercanos son la calidad de la empresa y la instalación portuaria y sus servicios”, comentan a Crónica Global. “Esto prevalece sobre el día de más de navegación que tardan los buques al dar la vuelta por Gibraltar”.

“Tarragona es un referente en Europa en el tráfico de fruta, con unas instalaciones pioneras en el Mediterráneo, mantiene unas relaciones comerciales con 28 países”. “Mueve anualmente unas 160.000 toneladas de fruta, de las que unas 12.500 toneladas son de exportación, y 148.000 toneladas de importación”, concretan desde el Port.

Así, el Puerto de Tarragona mueve 325 contenedores semanales, de los cuales entre 35 contenedores y 40 contenedores son de frutas y hortalizas. El resto está dedicado a las bebidas, químicos, maquinaria, plásticos, hierro y acero.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información