Menú Buscar
Instalaciones de Iberpotash en Súria / EUROPA PRESS

La justicia europea desestima el recurso de Iberpotash, que tendrá que devolver casi 6 millones

El TGUE da la razón a la Comisión Europea que instó a España a solicitar la devolución de ayudas ilegales a la minera

3 min

El Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) ha desestimado el recurso de la minera Iberpotash, penalizada por la Comisión Europea (CE) por recibir ayudas ilegales del Estado. La resolución obliga a la empresa a devolver dos subvenciones por valor de 5,84 millones de euros con intereses.

El TGUE ha dirimido este jueves el recurso interpuesto por la empresa minera a mediados de 2018 con resultado favorable para la CE. Iberpotash había instado al tribunal a anular la decisión de Bruselas que el pasado 31 de agosto insistió a España que recuperara los fondos al considerar que fueron ayudas públicas contrarias a las normas comunitarias.

Ayudas del Estado

La sentencia ha desestimado los motivos de la parte demandante, que se ampara en que la CE hizo conclusiones erróneas e infringió varios artículos del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE). Iberpotash alegaba que una ayuda del Estado en forma de menores comisiones bancarias por la reducción de las garantías en el período 2006-2016, cuyo importe ascendió a 1,8 millones de euros, no cumplía el criterio de la transferencia de recursos estatales, puesto que no había dado lugar a ninguna reducción del presupuesto del Estado.

La investigación de la Comisión señaló que la empresa se benefició de fianzas muy bajas para la restauración de las zonas mineras en Súria y Balsareny/Sallent, y por otro una ayuda estatal para cubrir el vertedero salino de Vilafruns.

Ventaja competitiva

La Comisión Europea considera que ambas ayudas aligeraron los costes de protección ambiental que otras empresas competidoras deben asumir en el ámbito comunitario, lo que constituyó "una ventaja competitiva indebida".

Tras esta decisión, Iberpotash -ahora denominada ICL Súria & Sallent-, propiedad del grupo israelí ICL, solicitó la anulación parcial de dicho acuerdo de la Comisión, petición que este tribunal ha desestimado. El fallo de la Sala Segunda del Tribunal General de la UE condena también a la compañía minera al pago de las costas.

Destacadas en Business