Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Instalaciones de Cementos Molins en Sant Vicenç dels Horts (Barcelona) / CEDIDA

La justicia avala el traslado a Madrid de la sede social de Cementos Molins

El cambio de domicilio ordenado tras el referéndum del 1-O resquebrajó la unidad de los accionistas de la empresa familiar

2 min

El Juzgado Mercantil número 3 de Madrid ha rechazado la propuesta de anulación del traslado de la sede social de Cementos Molins. La cementera fue una de las grandes compañías catalanas que, tras la celebración del referéndum ilegal del 1-O de 2017, trasladó hasta la capital de España su sede social, hasta entonces en Sant Vicenç dels Horts (Barcelona).

En una sentencia, el juez Jorge Montull ha echado atrás las pretensiones de una parte de la familia Molins, propietaria del grupo industrial, para revocar esta decisión. En concreto, Jordi, Javier y Santiago Molins Amat, Rita y Xènia Molins Mateu y Joan Cisa Molins, además de la patrimonial Molimat Capitoli, demandaron a la empresa por llevarse la sede fuera de la comunidad catalana, tal y como informa La Vanguardia.

Fuga de empresas

El juicio se celebró el pasado diciembre y ahora se ha dado a conocer la sentencia. El magistrado sostiene que la ley de sociedades de capital fija que el domicilio social se establece en el lugar en el que se desarrolle el centro de su actividad administrativa y directiva.

De esta norma, pues, se colige que "un cambio de domicilio debe acompañarse de un traslado de la sede real de la empresa", tal y como ordenó en su momento la junta de la compañía. Por este motivo, el juzgado desestima todas las solicitudes de los demandantes y absuelve a la cúpula de Cementos Molins, que ha sido defendida en la causa por el bufete Garrigues.